Barcelona aprobo su primer ensayo

  Actualidad

Barcelona aprobo su primer ensayo

Elecciones. Alejandro Domínguez ocupaba el cargo interino en el organismo por Napout. Ayer en los sufragios fue respaldado.

La fiebre amarilla se tomó Esmeraldas. No importa la época del año. Ni lo que está en disputa. Cada vez que juega Barcelona se desborda la pasión de los hinchas. Ayer, el estadio Folke Anderson se pintó de amarillo para el primer partido comprobatorio de la temporada del equipo canario, ante el local Esmeraldas Petrolero. Incluso, no solo los graderíos del estadio estuvieron repletos de aficionados. Las terrazas de las casas cercanas, que están en una elevación, también fueron invadidas por personas vestidas de amarillo. El compromiso inició con 20 minutos de retraso porque los esmeraldeños tardaron en conseguir el dinero para pagar a los árbitros. Y su desarrollo fue discreto. El cuadro guayaquileño recién está agarrando ritmo de competencia y el rival está lejos del alto nivel. De todas maneras, se notó que la habilidad del argentino Damián Díaz está intacta. También la velocidad de Ely Esterilla y de Cristian Penilla. Los tres fueron los más claros en la generación de juego. La cancha no permitió que el balón fluya con precisión, pero se dieron algunas pinceladas de buen juego. Barcelona, que tuvo el dominio en gran parte del compromiso, abrió el marcador gracias a Ismael Blanco. Tras esta anotación mantuvo el control, pero no tuvo más chances de anotar. Para el segundo tiempo el entrenador Guillermo Almada cambió todo el plantel. Eso mermó en el espectáculo durante los primeros minutos. Después, Barcelona empezó a dominar. Si bien llegó a la zona de finalización, en la mayoría de ocasiones se equivocó en el último pase, lo que provocó la molestia del entrenador. Por deuda con Benito Floro La FIFA amenaza al Ídolo Se terminaron las opciones. Barcelona deberá pagar al entrenador español, Benito Floro hasta el 4 de febrero o podría descender a la segunda categoría del fútbol ecuatoriano. La notificación ya fue enviada por la FIFA, por lo que el equipo canario tiene dos semanas para conseguir los 600 mil dólares. La deuda con Floro le ha traído varios problemas al conjunto amarillo. El año pasado le costó la resta de seis unidades de la tabla acumulada. El vicepresidente, Carlos Alfaro Moreno, aseguró que pagarán ese pendiente y que será como ganar un campeonato. Según él, las deudas se han convertido en un dolor de cabeza, tanto para equilibrar la institución como para armar el equipo. Aún así, augura un buen futuro.