Banado de gloria

  Actualidad

Banado de gloria

Nació con el aura de campeón, bajo ese ángel que persigue a los iluminados, el piloto español Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) se consagró por tercera ocasión campeón mundial en MotoGP.

Festejo. Marc Márquez se baña en champán durante la celebración del cetro mundial tras vencer en Japón.

Nació con el aura de campeón, bajo ese ángel que persigue a los iluminados, el piloto español Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) se consagró por tercera ocasión campeón mundial en MotoGP.

En su quinta victoria de la temporada y contra todo pronóstico, pudo el ibérico mostrar su eficacia en el circuito de Motegi. Márquez se vio beneficiado de las caídas de sus inmediatos perseguidores en la tabla del Mundial, el italiano Valentino Rossi, primero y el español Jorge Lorenzo, después, para conseguir matemáticamente el título, el quinto en su trayectoria en el campeonato del mundo de motociclismo; antes había ganado en 125 c.c. (2010) y Moto2 (2012).

El piloto de 23 años calificó este como “el Mundial más perseguido, el que más tenía como objetivo”.

“La verdad es que no me esperaba para nada ser campeón, pero cuando he cruzado la línea de meta lo primero que me ha venido a la cabeza ha sido que no habría nada preparado, pero luego he visto a mi hermano y a José en la tercera curva y estaba todo preparado”, explicó emocionado el ibérico.

“Está claro que aquí no regalan nada y al final se cuentan todos los campeonatos y la verdad es que poder decir que tengo cinco campeonatos mundiales con 23 años es una cosa importante, pero tampoco quiero que se frene aquí, quiero seguir con la misma ambición de siempre”, dejó saber el piloto de Repsol sobre sus títulos mundiales en las diferentes modalidades.

Sobre la caída de Jorge Lorenzo no dijo más que “al final, se ve lo que es el motociclismo, que todo el mundo quiere dar su ciento por ciento, todo el mundo intenta ganar, incluso Jorge, al que quizás le valía con un segundo o tercer puesto para luchar por el subcampeonato y se ha caído. Esto es motociclismo y aquí todos dan el máximo”.

Así es como Márquez se aseguró un nuevo cetro mundial, mientras que Rossi fue subcampeón y su compatriota Lorenzo tercero.