Actualidad

Assange rindio testimonio por acusaciones sexuales

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, fue sometido ayer en la Embajada de Ecuador en Londres a la primera sesión del interrogatorio sobre un supuesto delito de violación por el que le reclama la justicia de Suecia.

El nuevo asilado de la Embajada. Assange no salió ayer al balcón de la Embajada ecuatoriana en Londres, como es su costumbre en días mediáticamente revueltos. Pero sí su nueva mascota. El gato de la fotografía, James, ha sido nombrado por el huésped como

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, fue sometido ayer en la Embajada de Ecuador en Londres a la primera sesión del interrogatorio sobre un supuesto delito de violación por el que le reclama la justicia de Suecia.

Durante varias horas, el fiscal ecuatoriano Wilson Toainga tomó declaración al activista australiano, de 45 años, en base a un listado de preguntas formuladas por el Ministerio de Justicia sueco.

Estocolmo reclama la extradición del hacker con el objetivo de esclarecer su supuesta implicación en tres delitos de naturaleza sexual.

El más grave, una violación “en grado menor” a una joven mientras dormía, continúa vigente hasta 2020. El interrogatorio a Assange, que durará previsiblemente varios días, ha despertado una gran atención mediática, con decenas de periodistas, cámaras y fotógrafos congregados desde primera hora a la entrada del edificio donde este vive refugiado desde junio de 2012 a fin de evitar su entrega a la justicia sueca.

Ni a su llegada ni a la hora de abandonar la misión diplomática de Ecuador en la capital británica, la jefa adjunta de la Instrucción Sumarial de la Fiscalía de Vasteras (Suecia), Ingrid Isgren, y la inspectora de la policía sueca Cecilia Redell, que estuvieron presentes, hicieron comentarios a la prensa.

Un comunicado en nombre de la Fiscalía de ese país incidió en la “confidencialidad” a la que está sujeta esta investigación, al tiempo que insistió en que esa confidencialidad “se aplica también, según la legislación ecuatoriana, a las medidas de investigación llevadas a cabo en la Embajada”.

“Por ello, los fiscales no pueden proporcionar ninguna información relacionada con los detalles de la investigación tras el interrogatorio”, agregó la nota. Por su parte, el activista para los Derechos Humanos Peter Tatchell ensalzó el “importante servicio público” desempeñado por WikiLeaks y Assange al exponer “los engaños y abusos gubernamentales”.

Junto con el grupo de simpatizantes de Assange congregado ayer a las puertas de la Embajada, Tatchell opinó que la Fiscalía sueca “claramente ha gestionado mal este caso y ha sometido a Julian a retrasos inadmisibles que le han negado su derecho a la justicia”.

El interrogatorio, que se desarrolló en español con ayuda de traductores, había sido fijado inicialmente para el 17 de octubre, pero se pospuso a petición de Assange, que arguyó “razones de garantías de protección y defensa de su persona” para retrasar el encuentro.

El caso

- La situación

El pasado 19 de junio, Assange cumplió cuatro años asilado en esa Embajada, tras perder un largo proceso legal en el Reino Unido que falló a favor de su entrega a Suecia.

- La acusación

En su contra pesan tres casos. Él los niega todos y se declara inocente -dos de acoso sexual y uno de coerción ilegal-, tres de los cuales prescribieron el pasado agosto.

- La presunción

Assange rechaza entregarse a la justicia sueca, pues teme ser enviado desde allí a EE. UU., donde se enfrentaría a un tribunal militar por las filtraciones de Wikileaks.