Articulo

  Actualidad

Articulo

La Unión de Taxistas del Guayas consumó la mañana de este 26 de julio, una nueva jornada de paralización de actividades. El objetivo es expresar el rechazo a las plataformas móviles que brindan servicio de transporte en la ciudad.

Este conflicto entre taxis amarillos y las autoridades de tránsito de Guayaquil se ha convertido en una tema de agenda permanente. Lo que empezó con unas manifestaciones aisladas y ligeras movilizaciones, cada vez se atenúa más y busca nuevos frentes.

Al parecer estas aplicaciones que funcionan sin inconvenientes en otros países, no se han podido incorporar amistosamente en el Ecuador. Uno de los principales motivos para este atolladero se debe a la falta de permiso de operación por parte de la autoridad pertinente.

Y no es poca cosa, pero paradójicamente estos servicios se convierten cada vez más en una alternativa entre los usuarios del país.

Las exigencias de la Unión de Taxistas del Guayas

La informalidad es un problema al que los taxistas afiliados se han tenido que enfrentar por más de veinte años. Así lo indica el licenciado George Mera Alcívar, presidente de la UCTG.

Cuando la Autoridad de Tránsito Municipal asumió sus competencias en 2012, la informalidad y la piratería en el transporte público “debió ser una prioridad”. Sin embargo, esta disyuntiva continúa, agrega Mera.

Esta institución exige a las autoridades de tránsito que se realice un estudio de factibilidad que determine si amerita o no dar paso a nuevas unidades.

Mera confiesa que no se oponen al funcionamiento de nuevas opciones de transporte en la ciudad, siempre y cuando reciban el permiso correspondiente.

Exigen además la intervención del presidente de la República, para que a través de un decreto estas plataformas al margen de la ley de tránsito, salgan del país. Sin embargo, en caso de obtener el permiso correspondiente, deberán acudir a la Asamblea Nacional para plantear una modificación a la Ley Orgánica de Transporte Terrestre que les permita circular con vehículos de cualquier color.

El taxímetro: determinante para los usuarios

Uno de los factores que interviene en los usuarios a la hora de decidirse entre un taxi amarillo (formal) o los informales a través de una app, es el uso del taxímetro.

Andrés Castells Pérez, usuario de Cabify, asegura que llevar un control sobre la tarifa que debe pagar al final de un recorrido, es determinante. Además, siente que el trato que recibe con estas compañías es personalizado y seguro.

“Si olvidaste algo dentro del taxi o te cobraron de más, es mucho más fácil comunicarte con el taxista, porque la aplicación te da toda la información del conductor”, agrega Castells.

La Unión de Cooperativas de Transportes ‘Taxistas del Guayas’, afirma que ellos están dispuestos a utilizar el taxímetro. Y que es un “mito” aquel que los acusa de no querer usarlo.

“Nuestra tarifa no se ha regulado desde el 2003. Resulta injusto que un compañero taxista trabaje con una tarifa de hace catorce años, cuando un carro costaba 6 mil dólares y ahora cuesta 20 mil. Las tarifas que ellos (informales) manejan, se las han autoimpuesto ellos y nadie los regula”.

La facilidad que presta el no tener que pagar necesariamente en efectivo es otra de las razones que atrae a los usuarios. Así también, las constantes promociones que regalan crédito a los pasajeros para usarlo en futuros traslados le han dado a estas plataformas nuevos clientes.

Plan de mejoras en el servicio

La UCTG ya presentó a la Alcaldía de Guayaquil una propuesta “vehículos de alta gama”. Con ello se pretende conseguir la aprobación de la Agencia Nacional de Tránsito para utilizar vehículos más grandes y de mayor cilindraje.

De esta manera poder ofrecer un mejor servicio, en especial a los turistas. “El alcalde ha visto con buenos ojos esta iniciativa”, afirma George Mera.

Acciones futuras de la ‘Fuerza Amarilla’

En caso de no recibir un pronunciamiento claro por parte de las autoridades ante estas exigencias, la ‘Fuerza Amarilla’ (taxis formales) tienen preparada una nueva movilización el 2 de agosto próximo.

Dirigentes de las diferentes compañías aseguraron que esta vez irán con rumbo al S.R.I., pues pretenden investigar cuál es el proceso que están siguiendo Uber, Easytaxi y Cabyfy para tributar.