Argentina sufre para mantener el sueno

  Actualidad

Argentina sufre para mantener el sueno

Marcelo Torres saltó del banco para ser el goleador del defensor de la corona. El atacante de Boca Juniors empezó en el banco de suplentes en el Campeonato Sudamericano Sub-20, que se disputa en Ecuador.

Dramatismo. Lautaro Martínez anotó el gol de la victoria argentina en el segundo minuto de adición, ayer en el estadio Atahualpa.

Marcelo Torres saltó del banco para ser el goleador del defensor de la corona. El atacante de Boca Juniors empezó en el banco de suplentes en el Campeonato Sudamericano Sub-20, que se disputa en Ecuador.

Pero el ‘Chelo’, como lo llaman sus amigos, se ganó la titularidad a base de goles.

El técnico gaucho Claudio Úbeda lo puso en el segundo encuentro ante Uruguay, en la sede de Ibarra. Torres se destapó y logró dos tantos durante el empate 3-3.

Desde entonces, él comanda la ofensiva del combinado Albiceleste que ayer volvió a lucir su capacidad goleadora ante Colombia, en la segunda fecha del hexagonal final que se disputa en Quito.

Y es que Marcelo Torres entró ayer en la historia del torneo, tras lograr el gol más rápido de los campeonatos sudamericanos de esta categoría. Fue a los 17 segundos. Con ello, sumó cinco anotaciones y se colocó como el máximo artillero del torneo.

El primero en felicitarlo fue su compañero de ofensiva Lautaro Martínez, quien llegó como la máxima carta de gol de Argentina, pero que ya está siendo opacado por Torres. Martínez solo lleva dos dianas.

Tras los festejos, Marcelo Torres se quedó sin oxígeno y tuvo que ser sustituido. Se fue entre los aplausos del puñado de periodistas argentinos que cubre el Sudamericano.

Ya en la segunda etapa, Colombia reaccionó y llegó al empate por intermedio de Juan Hernández. Sin embargo, cuando finalizaba el partido, Martínez le dio la victoria al seleccionado de Argentina.

Asistencia

Espectáculo con poco público

El acrobático festejo del colombiano Juan Hernández (arriba) y la dedicatoria del argentino Lautaro Martínez (derecha) tuvieron un escenario semivacío.