Arbitros vivieron un infierno en Argentina

  Actualidad

Arbitros vivieron un infierno en Argentina

Dos horas tuvieron que esperar Omar Ponce, Luis Vera y Ricardo Barén en el camerino del estadio Tomás Ducó de Buenos Aires para poder retirarse al hotel.

Árbitros vivieron un infierno en Argentina

Dos horas tuvieron que esperar Omar Ponce, Luis Vera y Ricardo Barén en el camerino del estadio Tomás Ducó de Buenos Aires para poder retirarse al hotel. El ambiente caldeado, producto del empate 0-0 entre Huracán y Peñarol, en partido correspondiente al grupo 4 de la Copa Libertadores, puso en peligro la integridad de los árbitros ecuatorianos, cuya actuación fue severamente criticada por los integrantes de los dos equipos.

Un expulsado y dos acciones anuladas que habían terminado en el fondo de las redes -una para cada conjunto- provocaron la violenta reacción de los futbolistas argentinos y uruguayos, que intentaron agredir a la terna tricolor.

“Se dieron situaciones polémicas para ellos, que nosotros las tenemos muy claras. Hubo agresiones e insultos de los integrantes de ambos clubes. Todo eso está en el informe. La situación fue muy tensa, sabemos que en Argentina la violencia es un poco más que en otros países, pero nosotros estamos con la tranquilidad de saber que actuamos conforme a lo que señala el reglamento”, detalló Ponce ayer, luego de su arribo a Guayaquil.

Por cuestiones de seguridad, los colegiados permanecieron dentro del escenario durante dos horas, hasta que los miembros de la Policía tuvieron la certeza de que los hinchas ya se habían retirado del lugar. El traslado al hotel y posteriormente a la terminal aérea se produjo sin novedades.

Vera, el asistente que señaló el fuera de lugar en el remate de Daniel Montenegro (Huracán), que terminó dentro del arco defendido por Gastón Guruceaga (Peñarol), dijo que actuó conforme a la ley, pero reconoció que por un momento sintió temor ante la iracunda reacción de los deportistas.

Decisiones fueron correctas

Los periodistas de la cadena Fox Sport, poco acostumbrados a resaltar la labor de los extranjeros, reconocieron que la actuación de Ponce fue buena.

Calificaron como justa la expulsión de Nahitan Nandez y aseguraron que las dos acciones de gol fueron bien anuladas.

En la primera, hay posición adelantada de Wanchope Abila, quien estaba en la línea del disparo ejecutado por Daniel Montenegro (fotos 1).

En la segunda acción (foto 2), Mauricio Affonso realiza una carga ilegal en contra del arquero Marcos Díaz, quien calificó a Ponce como “ladrón y rata”. MGD