Una App de peso en el banano

  Actualidad

Una App de peso en el banano

Una empresa creó un dispositivo que envía la señal, vía bluetooth a teléfonos o tabletas con el peso del racimo y las cajas, que guarda en la nube.

Una App de peso en el banano

Producir más de 4.000 cajas por hectárea y que tras eso estas vayan con el peso ideal (no de más como se acostumbra) es posible. Las dos cosas son difíciles, pero Jorge Quintana, un productor de Valencia (Los Ríos) ha inventado un asesor que poco se equivoca: la App Allweights.

“Esta nace de la demanda de transparencia y seguridad”, dice el bananero durante un recorrido con Diario EXPRESO en la finca que lo aplica. Seguridad y transparencia tanto para el productor como para el exportador.

El cartón que va para Europa y Estados Unidos, especialmente, debe tener 41,5 libras, según exige el Ministerio de Agricultura (por merma durante el transporte hasta los países de destino), aunque deberían ser solo 18,14 kilos (casi 40 kilos). ¿Por qué regalar una o media libra por caja? Para un productor grande es mucho el dinero que deja de recibir.

Pero más allá de eso, el pesaje a través de una balanza electrónica, racimo por racimo, permite saber la situación de cada lote, de cada finca. La información está en línea, porque la idea es que sea una herramienta versátil y rápida para que los dueños de las fincas o los administradores puedan hacer los correctivos de forma inmediata.

Eso garantiza, según el trabajo iniciado en la hacienda Doménica de Valencia y en otras a nivel nacional, un mejor uso de los recursos. Lo que hace Allweights es entregar información, datos, que se pueden asociar o cruzar con otras variables de producción, logrando un “panorama extremadamente claro de cuál es la situación” de la finca.

Se puede cruzar el peso del racimo, el calibre, el número de manos, mermas o defectos de los frutos con el número de hojas, edades, fertilización. “Así hago un manejo puntual, con esta verdad absoluta. Es impresionante la ayuda. Ahora no concibo nada sin esto”.

Cuando se tiene información precisa y datos se exige y se ahorra. Si los exportadores piden un margen de 1,5 o media libra de más, para garantizar el peso, como mínimo los productores pierden media libra por caja.

Si un bananero hace 700 mil cajas, por media libra, serían 350.000 libras que regala, es decir unas 8.300 cajas si se calcula los 18,14 kilos que es el peso estándar en el mundo (casi 52.000 dólares).

La necesidad de crear esta App que pese el racimo, las bandejas donde se lo selecciona y se lo envía para el empaque y luego las cajas nació en Jorge Quintana porque uno de sus clientes en Europa le facturó 7.000 dólares por “bajo peso”.

Desde enero le reportará a sus clientes, en detalle, la trazabilidad de cada una de las 1.080 cajas que van en un contenedor; “ahora estoy vendiendo también confianza y transparencia”, señala a Diario EXPRESO el bananero.

En la hacienda Doménica esta información sirve también para incentivar a los operadores que tienen un mejor desempeño.

Gustavo Marún, presidente de Agrobán (Corporación Regional de Bananeros del Ecuador), destaca que esto demuestra que Ecuador no está rezagado y que la tecnología debe ser de uso cotidiano en el sector más importante para la economía nacional.

Víctor Haón habla de un complemento con otros procesos en el campo para mejorar la productividad y que es también tecnología nueva: el uso de lixiviado de lombres, acompañado de otros insumos, que ahora se les están inyectando en el seudotallo de las plantas de banano.

Mientras tanto, la empresa Procesos IQ también está trabajando en otra App, que funciona con cámaras aéreas que identifica problemas a través de algunas variables, entre ellas, el color de las hojas.

El proceso

Compatible

Las balanzas funcionan en los dispositivos Androide. La información se guarda en la ‘nube’. Esta se envía a cualquier sitio en el mundo.

Balanzas

Hay tres balanzas más. Una de bandeja, otra de corrección y otra de reconfirmación antes de despachar la caja.

Operador

En otro programa un operador digita las mermas, defectos y calidades.