Actualidad

Apagon

Dicen que el triunfo de Trump fue aupado por una avalancha de noticias falsas en Facebook durante los meses previos a la elección. En Estados Unidos esa red social es fuente de noticias para 50 % de la población. Zuckerberg responde: 99 % de los contenidos que circulan en Facebook serían verídicos, aunque también se dice escéptico sobre la capacidad de su empresa para probar esa afirmación. Algunos lo secundan argumentando que pedirle a Facebook revisar la veracidad de los contenidos que allí publican millones de usuarios no solo es injusto y costoso, sino también el inicio de la censura.

Por esos días, el presidente Xi Jinping nos visitó y dio a las redes sociales la comidilla para vincular el apagón de hace una semana en Quito con las cuentas por cobrar que vino a revisar. Simpática seudonoticia para acompañar el discurso que repitió ante las cámaras: la importancia de los medios de comunicación. Mientras, Facebook cerraba una negociación con el gobierno chino para finalmente ingresar a ese trillonario mercado, aceptando allí sí, introducir elementos de censura en sus algoritmos.

Los expertos en comportamiento de masas y los teóricos de la toma de decisiones saben que lo único que cuenta en nuestra psiquis es lo que vemos, lo que tenemos presente. Si la noticia es cierta o no, en el trajinado día a día de nuestras sociedades modernas y ante la avalancha de información, poco importa. Una vez ante el titular, verdadero o falso, nuestro cerebro lo asocia con nuestros otros pensamientos, conocimientos y prejuicios. Allí entran en juego las tecnologías que nos ofrecen solo la información que “queremos consumir”; los algoritmos nos van conociendo y cual caja de resonancia nos repiten solo contenidos similares a otros que hemos “likeado”. De allí que los análisis críticos y las aclaraciones de letra pequeña suelen pasar desapercibidos. En esto las maquinaciones de las más modernas tecnologías no se distancian mucho de las recomendaciones de sus asesores a Xi Jinping: hablar con los medios latinoamericanos sobre los temas que les interesan a los medios latinoamericanos.

Twitter @JaimeRumbea