Andres Seminario: “Nuestra arquitectura va por buen camino”

  Actualidad

Andres Seminario: “Nuestra arquitectura va por buen camino”

Andrés Seminario estudió Arquitectura en México y luego se especializó en Arquitectura Ecológica en la Universidad Oregón (EE. UU.), países donde esta disciplina es audaz, avanzada. Sin embargo, este profesional guayaquileño (38) considera que el Ecuad

Arquitecto Andrés Seminario

Andrés Seminario estudió Arquitectura en México y luego se especializó en Arquitectura Ecológica en la Universidad Oregón (EE. UU.), países donde esta disciplina es audaz, avanzada. Sin embargo, este profesional guayaquileño (38) considera que el Ecuador también progresa en este campo.

“Obviamente, México es un país grande, con mucha riqueza artística, pero la arquitectura ecuatoriana ha avanzado mucho y tiene cosas interesantes actualmente. Estamos como descubriendo nuestra identidad”, afirma.

Luego aclara que hacer realidad los grandes proyectos urbanísticos y arquitectónicos muchas veces depende en gran parte de la capacidad financiera del promotor e incluso de la situación económica que vive el país donde se quieran implantar.

Y es precisamente la contracción económica que aqueja hoy al Ecuador la que en estos momentos ha frenado al sector de la construcción e inmobiliario, algo que Seminario toma con calma porque sabe que, al menos en el rubro viviendas, siempre habrá demanda. “Realmente hay un freno en el consumo, pero la gente siempre va a necesitar vivienda. Precios razonables, un proyecto integral, bien hecho, siempre son una buena opción para invertir o para vivir”, recalca.

Pero lo suyo no es la comercialización ni la promoción, sino el diseño arquitectónico y en ese aspecto vive en estos días la satisfacción de haber concluido su parte en Condominios Balearia, una urbanización en el Samborondón moderno, que se construye actualmente y que estará rodeada de mucha naturaleza.

“Teníamos cierto espacio y las normas municipales son mucho más estrictas. Entonces había que hacer un buen plan maestro para situar adecuadamente los edificios, la planta de tratamiento de aguas, las áreas verdes, las áreas comunes y tratar de lograr un menor impacto de contaminación visual. Eso fue todo un reto”.

Cuando habla de su trabajo, Seminario se apasiona. El dibujo técnico, la construcción, la distribución de espacios son cosas que le llamaban mucho la atención desde que estaba en la secundaria. Y en el futuro no piensa hacer otra cosa, según ofrece hoy: “Pienso seguir dando lo mejor de mí en el diseño o en cualquier cosa relacionada con la carrera, porque realmente me gusta todo aspecto de ella, desde lo macro a lo micro”.

Ha diseñado y construido casas de todo tipo, restaurantes, oficinas, pero Andrés Seminario considera que el proyecto de hoy es su mayor logro, así como la experiencia que va acumulando año a año.