Actualidad

Andres Paez: “La gente pide carcel para el correismo”

Andrés Páez (1966, Ibarra), un perfil de número uno convertido en número dos de Guillermo Lasso, ha iniciado la campaña de CREO en la Costa con su tradicional hábito de caminata y abrazo. Entre sonrisa y sonrisa, foto y foto, Páez siempre tiene tiempo

Andrés Páez: “La gente pide cárcel para el correísmo”

Del intercambio de puños al apretón de manos. Andrés Páez (1966, Ibarra), un perfil de número uno convertido en número dos de Guillermo Lasso, ha iniciado la campaña de CREO en la Costa con su tradicional hábito de caminata y abrazo. Entre sonrisa y sonrisa, foto y foto, Páez siempre tiene tiempo para hablar de fiscalización en este diálogo con EXPRESO:

¿Cuál es el estado de la nación?

El mejor referente es el pronunciamiento popular. La gente nos dice todos los días que no tiene empleo, que está insegura, que no puede llevar a sus hijos a la universidad. La ineptitud manifiesta en la administración nacional ha creado esta tragedia.

¿No se escucha usted exagerando con fines electorales?

Más bien soy moderado.

¿Y esto cómo se arregla?

Con una gran dosis de sentido común. Porque lo que se perdió en Ecuador en los últimos 10 años es la cordura.

¿Usted sabe arreglarlo? Se lo pregunto porque los otros binomios tienen un perfil técnico.

Bueno, Guillermo Lasso tiene la carga técnica, él sabe cómo hacer las cosas. Yo creo que está claro cuál es mi papel.

¿Usted es la carga política?

Daría la impresión de que lo soy. Doy un soporte en las áreas que son mi fortaleza, como la fiscalización, que es además una de las grandes demandas de la población.

¿Cree que la gente se preocupa más por el destino jurídico del correísmo que por su propia condición económica?

La gente me lo dice en el supermercado, la farmacia, el estadio. La gente se expresa así, con franqueza. Y la gente pide cárcel para el correísmo. Y eso lo van a recordar ante la urna. El día de las votaciones se va a desfogar toda la frustración.

Si eso es verdad, ¿por qué Lenín siguen liderando?

Porque tienen una base electoral importante, porque van 10 años de campaña, porque Lenín no es el candidato sino Correa, que tiene dos marionetas. Pero la gente se da cuenta de eso y del Consejo Nacional Electoral.

Esto que dice sobre el CNE en los medios, lo dijo esta semana en la sede del Cuarto Poder a su titular, Juan Pablo Pozo. Él y Lasso le soltaron la promesa de llamar a una consulta para revocarles el mandato, si llegaran al poder.

¿No le parece torpe entrar al partido amenazando al árbitro?

No. Yo creo que como buen hincha del Quito, nos ha dado buen resultado hacerlo. Los árbitros sabían que si nos perjudicaban les íbamos a ir a esperar.

¿Cree que se le ha ocurrido al titular del CNE?

No lo dudaría, si es militante de Alianza PAIS. Nos ha salido con la cantaleta de la transparencia, cuando todos sabemos quiénes son los que cuentan los votos. Así es muy lindo. Correa no quiere ser candidato porque dice, en sus sueños, que se va a ir a Bélgica. Digo en sueños porque no le vamos a dejar porque lo vamos a fiscalizar.

Todos hablan de fiscalización, pero nadie le pone nombre. ¿Se está refiriendo al presidente?

Sin duda.

¿Sí?

A él y paralelamente a todos los responsables del correísmo. Pero Correa tiene que responder, políticamente, tiene que responder por lo que ha hecho.

¿Pero qué es lo que ha hecho?

Correa disolvió el Congreso, por citarle solo un ejemplo. Y Correa tiene que responder también por la ineptitud en su administración.

¿Qué hay de Jorge Glas?

Yo creo que el negocio petrolero tiene que ser transparentado. Por eso soy categórico: no voy a responder a los insultos del presidente. Solamente le pido que lleve a Álex Bravo a una sabatina para que nos explique el ‘lleve’ de la Refinería Esmeraldas.

A Páez le gustaría debatir con Glas “no una, sino diez, veinte” veces. En la campaña de Lasso la figura del exlegislador es vista como la del perro de ataque de un candidato demasiado empresarial para entrar a la pelea política. Él, en cierto sentido, reconoce su tarea. Y sobre una decena de debates con Glas, predice: “En el primer asalto le doy KO”.

Están por soltar el plan de creación de empleo. Usted ha estado vinculado a los derechos laborales. ¿Cómo es compatible su experiencia personal con una candidatura que propone dos sistemas laborales?

No. La propuesta es que siempre se mantengan dos salarios mínimos. La creación de empleos, en nuestra propuesta, de ninguna manera va a afectar la vigencia de los derechos fundamentales de los trabajadores. Y el mayor derecho de los trabajadores es tener empleo.

¿Le llaman plan de ‘oportunidad laboral’ por el miedo a la ‘flexibilización laboral’?

No. No creo en el estigma a la flexibilización. Aquí unos iluminados han hecho normas pensando que viven en Suiza, donde el desempleo es del 2 % y el subempleo del 3 %. En Ecuador, ambas alcanzan el 58 %. Las reglas no deben preocuparse prioritariamente de regular el empleo, sino crearlo.

¿Cree que la brecha de la centroderecha los aleja de acuerdos?

No hay una brecha. En la derecha hay una candidatura con dos personas valiosas que respeto: Cynthia Viteri y Mauricio Pozo. Y así debe ser. Pero esa es una candidatura de derecha.

¿Qué opina usted de las encuestas que dan un triple empate en la oposición?

Jajaja, jajaja, jajaja.

Después de la risa espontánea, Páez recuperará la palabra: no se lo cree.