La ampliacion de la via tambien afecta a garitas

  Actualidad

La ampliacion de la via tambien afecta a garitas

Incluidas. Toscana, Velero del Río, Esmeralda del Río y Palma Mayorca están entre las 20 urbanizaciones afectadas por el retiro de árboles.

Disposición. Las Pirámides es una de las urbanizaciones de La Puntilla en donde los árboles fueron señalados para su posterior retiro.

La numeración con tinta roja en el tronco de los árboles advierte que esos ejemplares serán retirados de la avenida Samborondón, como parte de los trabajos de ampliación en un tramo de dos kilómetros de la arteria principal de la parroquia satélite urbana La Puntilla.

La evacuación de las especies se debe a la construcción del nuevo eje vial que enlazará Samborondón con Guayaquil, obra que aportará en la descongestión vehicular del puente de la Unidad Nacional.

Los árboles están marcados desde el km 2,5 (urbanización El Río) hasta 4,5 (Vía al Río); y desde San Isidro hasta la pared de la Universidad de Especialidades Espíritu Santo (UEES).

Las variedades serán replantadas en el botadero municipal situado en la vía Samborondón-Salitre. En la avenida se los reemplazará con especies que aporten en la disminución de la contaminación ambiental y que ofrezcan sombra.

El departamento de Ambiente del Municipio de Samborondón dijo a Diario EXPRESO que socializó el retiro de los árboles con habitantes de las urbanizaciones involucradas.

Los residentes confirmaron la presencia de ambientalistas de la Fundación La Iguana, entidad que coordinará el retiro y siembra de las especies.

Lo que no quedó claro para la mayoría de los consultados es la obra civil, que determinará si la afectación va más allá que la evacuación de árboles en la avenida.

Patricia Villalta, administradora de Las Pirámides, comentó que además de siete palmeras, deberá retirarse un poste de energía eléctrica, lo que podría afectar en el servicio a las 44 familias de la urbanización.

Aunque no tuvo acceso al plano, Villalta confía en que no involucrará la fachada “porque estamos en la línea de fábrica”.

En Sendero al Río hay mayor preocupación, pues solo de este conjunto residencial deberán salir más de 20 árboles. También está en riesgo las áreas verdes y la garita.

“Si toca retroceder nos obligará a ocupar parte de la caminera interior y se afectarían otras áreas verdes”, dijo la administradora de la urbanización, Rosa María Molina.

Ella desconoce si el Cabildo asumirá los costos por los daños y modificaciones, como se indicó a este medio.

La situación se complica también para Torre del Sol, ubicada al lado de la vía que conectará con el futuro eje vial.

En los exteriores se observan unas líneas azules, que fueron marcadas hace dos semanas y que advierten de una nueva ruta. El detalle es que apuntan a la actual garita, es decir, implicará una modificación.

La preocupación de la administradora Sara Mendizabal es que pueda perjudicarse las áreas en donde están el pozo séptico, los transformadores de energía eléctrica y la cisterna.

El Municipio recomendó a la urbanización replantar parte de sus árboles en el interior del conjunto residencial. El inconveniente es que no hay espacio.