La ampliacion en La Puntilla lleva a reubicar 600 arboles

  Actualidad

La ampliacion en La Puntilla lleva a reubicar 600 arboles

20 urbanizaciones deberán ceder espacio para la ejecución de los trabajos de ampliación.

La ampliación en La Puntilla lleva a reubicar 600 árboles

La firma del contrato complementario del nuevo eje vial Guayaquil-Samborondón está previsto que se concrete en agosto. Por ahora está definida la obra que se ejecutará en esta cuarta fase delproyecto que involucra a La Puntilla, desde el km 2,5 hasta el 4,5.

El Municipio de Samborondón descartó la construcción de un paso elevado sobre la avenida, a la altura del km 3,5, sitio donde se enlazará el viaducto que conectará con Guayaquil. En su lugar apostó por los retornos viales permanentes.

El proyecto implica la ampliación de la vía entre 5 y 8 metros, en un tramo de dos kilómetros. El consorcio Enlace 780 espera la firma del contrato. “No son trabajos relevantes, por lo que no podrían afectar el cronograma en el eje vial”, señaló el superintendente de obra, César Ramírez.

La ampliación de la avenida implica el retiro de unos 600 árboles en ambos lados, que serán trasplantados en el botadero municipal, situado en la vía Samborondón-Salitre.

La intervención cuenta con el permiso del Ministerio de Ambiente, por lo que se georreferenció cada árbol.

Palmeras y ficus son las especies que predominan en el tramo. Además hay samanes y palmas reales. La mayoría de los árboles son nativos.

El director municipal de Ambiente, Edgar Muñoz, indicó que luego de la ampliación de la vía se sembrarán especies que aporten en la disminución de la contaminación ambiental.

“Serán árboles de tres a cinco metros de altura, cuya copa servirá de protección, porque en el sitio está proyectada una ciclovía y caminera”, destacó.

El Cabildo dijo que socializa con los residentes de las urbanizaciones, comprometiéndose a reponer daños que podrían presentarse en garitas y plumas de seguridad.

Entidades como el Liceo Panamericano gestionaron el retiro de sus palmeras para reubicarlas dentro de sus predios.

Muñoz indicó que los árboles recibirán un tratamiento especial que inicia por la poda.

“Tras su extracción del suelo y corte de raíz son embancados para disminuir el estrés. También se fumigarán las áreas de corte para evitar la presencia de plagas”, añadió el funcionario.

En el lugar se cumplirá un plan de siembra según la especie. Serán tres meses de constante riego, para disminuir la tasa de mortalidad. “Por cada árbol que no sobreviva sembraremos tres”, ofreció Muñoz.

La vía que ahora une el puente principal con La Puntilla no fue afectada por tratarse de un predio rellenado. En los costados de la arteria, de al menos un kilómetro, se diseña una línea verde, para favorecer la protección ambiental y amortiguación del ruido.

El nuevo puente sobre el río Daule es construido de manera conjunta por los municipios de Guayaquil y Samborondón, con el fin de aliviar el tránsito por el de la Unidad Nacional. Debe estar listo en 2018.