Actualidad

Ampliacion necesaria

El artículo del domingo pasado intitulado “Aprendizajes de Posorja” provocó una llamada telefónica y varios correos de lectores que solicitaban ampliar algunos de los temas tratados y colaboraban enviándome una novedosa información, por ello es válida esta ampliación:

1.- Posorja es la parroquia rural más poblada del Ecuador, según el INEC el censo del 2010 registró 24.136 habitantes, en la actualidad llega a 30 mil. Concentra en su territorio a la flota camaronera nacional, algunas industrias vinculadas a los recursos marítimos y está en construcción el Puerto de Aguas Profundas de Posorja, concesionado a una empresa dubaití y Nobis. Cuenta con servicios urbanos básicos incompletos y de mala calidad, especialmente en relación a agua potable y alcantarillado. 2.- Esta modernidad tardía conllevó en la población expectativas y reclamos por incumplimiento por el Estado -Municipio, Prefectura y Gobierno Central- a sus demandas sociales reales. Mientras tanto el aumento poblacional y la localización de inversiones se resuelven expulsando a la población residente hacia las periferias, produciendo un proceso de “gentrificación”. Hay mucha conflictividad social: enfrentamientos de pescadores artesanales con los armadores camaroneros; entre empleadores y trabajadores por los bajos salarios; de inversionistas-Estado y vecinos por los desalojos; entre otros conflictos. 3.- La parroquia rural registra un elevado nivel de desempleo abierto de jóvenes y mujeres, que afecta a un tercio de la PEA. Para la atención de salud y el sistema educacional se movilizan a Playas. Hay un microtráfico de drogas. Y por sus limitaciones económicas y técnicas la Junta Parroquial Rural tiene un bajo protagonismo. 4.- Todos estos factores potenciaron la coyuntura de linchamiento y muerte de los 3 presuntos delincuentes, que combinan viejos problemas con los nuevos provocando una peligrosa explosión social, que hay necesidad de estudiar e investigar por la Academia, para evitar que estos hechos se vuelvan a suscitar. No se puede sancionar solo con el COIP sino hay que prevenirlo con más desarrollo e integración social.