Agentes de ATM en lios por un ‘pirata’

  Actualidad

Agentes de ATM en lios por un ‘pirata’

El procedimiento contra un presunto taxista informal terminó en la Unidad de Flagrancia de Guayaquil, con dos investigaciones; una de ellas, por el delito de ataque y resistencia.

Procedimiento. El fiscal Édgar Escobar (terno) llevó adelante las primeras investigaciones por el incidente.

El procedimiento contra un presunto taxista informal terminó en la Unidad de Flagrancia de Guayaquil, con dos investigaciones; una de ellas, por el delito de ataque y resistencia.

Uno de los expedientes se inició en contra de Robert Reyes, quien fue detenido la madrugada de ayer, tras un altercado con miembros de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM).

Todo comenzó la noche del pasado miércoles, cuando la agente Mariuxi Palacios se acercó a Reyes al sospechar que hacía carreras informales. Tras comunicarle que su carro sería retenido, se embarcó en el vehículo escoltada por una camioneta de la ATM con dirección al Centro de Retención Vehicular (CRV) sur.

El general Luis Lalama, comandante de la ATM, informó que -en el trayecto- el conductor le ofreció a la agente dinero para que lo liberaran.

No obstante, el abogado Gabriel Jácome, defensor de Reyes, aclaró que fue la agente quien le pidió 50 dólares.

Palacios contó que el conductor aceleró el vehículo con la intención de escapar, pero “forcejeamos porque trataba de quitarle las llaves para apagar el vehículo... Él trató de secuestrarme porque huyó conmigo”.

Reyes alegó que -al llegar al canchón- fue agredido por varios agentes, quienes lo encerraron en una habitación. Mostró una herida en la cabeza realizada, supuestamente, por una radio de comunicación portátil.

El abogado de la ATM desmintió los maltratos. Mientras que el guardia encargado del CRV señaló que llegaron dos hombres que dijeron ser parientes del conductor y miembros de la Policía Nacional. Querían saber lo que había sucedido, pero que lo agredieron y “hasta intentaron quitarme el arma”.

La situación motivó la presencia de policías, quienes retuvieron a tres agentes y al conductor. Los llevaron a la Unidad de Flagrancia, donde Reyes sería procesado por el delito de ataque y resistencia. A las 18:00 de ayer, se esperaba la audiencia para la formulación de cargos.

En contraparte, se esperaba la valoración de su herida, para determinar si se iniciaba o no otro proceso a un vigilante, por la presunta agresión al conductor.