Actualidad

El acuerdo con la UE trae un cambio para la medicina

En el mercado, un medicamento que tiene una patente de invención caducada se puede vender de dos formas: como medicina genérica o medicina de marca. No obstante, el acuerdo con la Unión Europea, que el país tiene previsto firmar este viernes, acorta la

La oferta.  El mayor segmento en el mercado nacional es el de productos éticos (recetados y de venta regulada) con un peso de 76 %. Los genéricos son el  6,6 %.

En el mercado, un medicamento que tiene una patente de invención caducada se puede vender de dos formas: como medicina genérica o medicina de marca. No obstante, el acuerdo con la Unión Europea, que el país tiene previsto firmar este viernes, acorta la brecha de esa diferencia. Ahora todo producto genérico deberá ser identificado como tal.

“Para poner un ejemplo, si usted tiene un hijo y le da Mucosolvan, ese medicamento aparte de decir su marca también deberá identificarse como medicamento genérico”. La explicación viene de Miguel Palacios, director Ejecutivo de la Asociación de Laboratorios Farmacéuticos Ecuatorianos (ALFE), quien estima que tras esta resolución, cerca del 80 % de medicinas que se producen en el país tendrán que reflejar en sus etiquetas la leyenda de medicamento genérico.

La medida por ahora genera la expectativa a los laboratorios nacionales, que están a la espera de que la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa) emita el instructivo que deberá explicar la forma en cómo se ejecutarán los cambios planteados en el Decreto Ejecutivo 1152, firmado el pasado 22 de agosto. En este, la autoridad tendrá que dar detalles del tamaño, ubicación o color que deberá tener esta leyenda que estará en los nuevos etiquetados.

Se trata de uno de los próximos pasos que Ecuador deberá dar antes de que entre en vigencia el acuerdo comercial con Europa. Este cambio en el sector farmacéutico se suma a los temas (además del desmantelamiento de las salvaguardias) que son monitoreados por la Unión Europea. Así lo sostuvo la embajadora de la Unión Europea en Ecuador, Marianne Van Steen, ante EXPRESO, previo a recordar que la intención de este acuerdo es establecer “ un comercio justo, estable, con reglas muy claras” entre ambas partes.

“Cada país tiene el derecho de proteger a sus ciudadanos, establecer un nivel de seguridad o protección para sus consumidores, pero (el etiquetado) deberá hacérselo sin discriminar y siempre de manera justificada”, dijo.

Esta medida también aplicará para los medicamentos europeos que ingresen al país, pero es una medida que, según Palacios, también se extenderá a los productos que se importan de otras partes.

Esto último preocupa a la industria local. El director de ALFE cree que este decreto no incentiva a la industria y más bien acarrea una “molestia, una traba” para los importadores. “No todos los importadores van a querer identificar sus envases con la leyenda de ‘medicamento genérico’”, algo que, advierte, podría generar el mismo problema de acceso a ciertas medicinas que ya se registró en países como Colombia o Perú, que han seguido una negociación comercial parecida con la Unión Europea.

Si bien, explica, hay ítems que la industria local podrá suplir, esto hará que el paciente no encuentre más alternativas en el mercado. “El Gobierno nos ha dicho que esto no va a pasar, pero en la región hemos visto cómo esto es un tema que sí ha tenido sus efectos”.

El instructivo de Arcsa debió salir hace un mes, pero la industria aún no ha recibido el borrador de los cambios. El sector farmacéutico espera que el tema sea socializado antes de su aprobación.

Entre los puntos álgidos

Para llegar a buen término de la negociación, fue necesario resolver 12 aspectos considerados como “irritantes” o de preocupación para los europeos. Entre ellos, se enlista la fórmula de cálculo del impuesto a los consumos especiales (ICE) para licores, los cupos de autos, los reaseguros, fármacos y otros. En este último el cambio debe llegar con un nuevo etiquetado.