Actualidad

Todos y todas

Buenos días a todos y a todas. Desde hace unos años se ha generalizado este (¿revolucionario?) saludo. Pero este -y alguna de sus variantes, como buenos días (o tardes o noches) con todos y con todas- ¿es gramaticalmente correcto?

La Real Academia Española ha establecido que “este tipo de desdoblamientos son artificiosos e innecesarios desde el punto de vista lingüístico”, ya que cuando se designan seres animados “existe la posibilidad del uso genérico del masculino para designar la clase, es decir, a todos los individuos de la especie, sin distinción de sexos”. Indica además que “la actual tendencia al desdoblamiento indiscriminado del sustantivo en su forma masculina y femenina va contra el principio de economía del lenguaje y se funda en razones extralingüísticas” y recomienda que este tipo de repeticiones, al ser innecesarias, deben evitarse ya que “generan dificultades sintácticas y de concordancia, y complican innecesariamente la redacción y lectura de los textos”.

Como bien aclara este organismo rector de la lengua, el uso genérico del masculino gramatical hace referencia a la clase y a todos los individuos de la especie, no al sexo de algunos de ellos.

Si esta redundancia no solo es incorrecta sino también absolutamente innecesaria, peor es el uso del símbolo de la arroba para tratar de englobar en una sola palabra las formas masculinas y femeninas de un sustantivo. Ya no son entonces los niños y las niñas, sino l@s niñ@s.

Se ha justificado el uso de estos modos con el fin de reducir el sexismo en el uso del lenguaje. Incluso se han publicado guías de lenguaje no sexista -algunas por parte de universidades-. Sin embargo, la discriminación en el lenguaje no está en el uso del masculino para designar la clase, sino en la construcción de frases desde una perspectiva androcéntrica.

Para el académico Arturo Pérez-Reverte, quien ha llamado disparatadas a este tipo de guías, este uso incorrecto del idioma a favor de la igualdad, no hace más que ahogar con “...estupidez y demagogia, las voces de las mujeres que luchan de verdad por hacerse visibles y respetadas”.

colaboradores@granasa.com.ec