Entre 5 y 6 minutos, la respuesta a desastres

  Actualidad

Entre 5 y 6 minutos, la respuesta a desastres

El IX simulacro de terremoto bajó el tiempo de reacción de la ciudad. La actividad incluyó rescates y control de incendios.

Rescate. En medio del simulacro, el trabajador de una empresa simula quedar atrapado entre unos fierros donde trabaja. Los brigadistas lo rescatan.

Un promedio de 5 a 6 minutos es ahora el tiempo de respuesta de Guayaquil ante un fenómeno natural de gran magnitud como un terremoto. Así lo evidenció la ciudad tras el IX simulacro general que se realizó la mañana de ayer, con la participación de 37 empresas publicas y 256 privadas.

“El año pasado tuvimos un promedio de 8 minutos, pero ahora demostramos que estamos mejor preparados”, manifestó Mauricio Carvajal, coordinador zonal 5 y 8 del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias.

Ese tiempo quedó registrado en las cámaras de monitoreo de la Corporación para la Seguridad Ciudadana de Guayaquil, institución que organizó el megaevento junto a la Municipalidad.

“El objetivo es que cada año los guayaquileños estemos mejor preparados, convertidos en ciudadanos resilientes”, declaró la vicealcaldesa de Guayaquil, Doménica Tabacchi.

Según las autoridades de las diferentes instituciones que actuaron como medios de auxilio (Cuerpo de Bomberos, Ministerio de Salud, ECU-911, ATM, Policía, FF. AA., etc.) y que se prepararon desde inicios del 2018, esta vez hubo más compromiso y seriedad. “El terremoto del 2016 marcó un antes y un después. Ahora las personas le dan más importancia a esta actividad”, indicó Carvajal.

El epicentro del supuesto movimiento se ubicó en el centro sur de la ciudad y tuvo una magnitud de 7,6 grados en la escala de Richter. Hubo 466.020 personas evacuadas de las instituciones donde se presentaron incidentes: incendios, cortes eléctricos, heridos, accidentes de tránsito, rescates, entre otros.

Rescate de herido

La actuación de los brigadistas

Muchas escenas parecían reales. Ejemplo de eso ocurrió en la empresa Hilanderías Unidas, ubicada en el km 7,5 de la vía a Daule. Allí a las 9:05 catorce brigadistas de la empresa alarmaron a los trabajadores de la planta para que evacuaran la edificación. El tiempo de respuesta fue de cinco minutos. El fuerte temblor había pasado, pero el simulacro continuaba; 45 personas salieron por las puertas principales y se dirigieron al extenso y despejado terreno de refugio para siniestros. Después de que el jefe de seguridad de la compañía contabilizara a los empleados, se percató de que faltaban tres personas. Inmediatamente y sin perder la calma, cinco brigadieres ingresaron al inmueble y sacaron cargando a dos de los afectados heridos. Pero para el tercero la situación se complicó. Los rescatistas trabajaron varios minutos más, para sacar en una camilla al trabajador inconsciente que había sido golpeado por la caída de algunos fierros aledaños a su puesto de trabajo. El médico lo analizó y llamó al ECU-911. VLQ

Aeropuerto

‘Salvar la vida’ en tres minutos

Siete minutos tardó el Aeropuerto de Guayaquil en evacuar a 2.036 trabajadores de la terminal aérea y 719 usuarios y pasajeros, en nueve escenarios diferentes.

En el área de almacenamiento temporal de residuos no peligrosos se llevó a cabo una simulación de incendio con un fuego simulado, hasta con las heridas de la incineración pintadas.

Mientras el personal del aeropuerto apresuraba el paso a los puntos de encuentro, el hombre ‘en llamas’ era rescatado por el personal de primeros auxilios, a la vez que los bomberos estiraban sus mangueras para apaciguar el fuego, también premeditado.

El objetivo de dicho ejercicio, que tardó tres minutos en ejecutarse, fue llevar al accidentado al hospital Luis Vernaza para salvar su vida.

“Hubo edificios que tardaron incluso dos minutos en evacuar, aunque todo el aeropuerto salió en siete”, indicó Mónica Chávez, jefa de seguridad industrial y ambiente del aeropuerto. EOS

Clínica Kennedy

“El ejercicio no es un juego”

Para los más de 100 trabajadores de la Clínica Kennedy de la Alborada que participaron ayer del simulacro, el segundo que ejecutan, este tipo de ejercicios cada vez se realiza con mayor cuidado.

“Hubo completa organización y se siguió sin mayores contratiempos los protocolos. Lo mejor fue que no hubo risas, lo que quiere decir que estamos desarrollando una cultura de prevención”, precisó José Zambrano, supervisor de salud ocupacional del hospital.

Como parte del ejercicio, el personal tuvo que controlar un derrame de hidrocarburos. Lo hicieron colocando arena y un absorbente sobre la sustancia, que luego recogieron y limpiaron, no sin antes delimitar el área. El hecho ocurrió en los exteriores de uno de los parqueaderos. Todo lo ejecutaron en no más de cinco minutos.

La evacuación, de la que no participaron los pacientes, a quienes previamente se les notificó del ejercicio, se llevó a cabo en tres minutos. DSZ

Datos

Escenarios

Para el simulacro hubo 1.473 escenarios que se activaron durante una hora. Participaron escuelas, hospitales, empresas etc.

Seriedad

El 95 % de las personas actuó de inmediato. Solo un 5 % no le dio la seriedad esperada.

Avance

Esta vez hubo más instituciones públicas y privadas (en un 40 %) que se sumaron al simulacro, que se realiza desde hace 9 años.