Actualidad

Unos 20.000 vehiculos tienen pendiente la revision tecnica

Las autoridades prevén que una mayor demanda de cupos se registre en la última semana del año. El parque automotor urbano crece cada año un 10 %.

Expectativa. Para la próxima semana se prevé una mayor presencia de vehículos en los centros.

Hasta noviembre último, alrededor de 220.000 vehículos cumplieron con la revisión técnica en Guayaquil, unos 2.000 más del total que cerró el proceso en el 2017.

Sin embargo, la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) calcula que al menos 20.000 unidades no han cumplido con la inspección técnica que está en manos del consorcio SGS.

Según la entidad, un 10 % es el promedio del incremento anual del parque automotor que experimenta la ciudad.

Carlos Orellana, director de Revisión Técnica Vehicular (RTV) de la ATM, suma a la presente temporada los 25.000 vehículos que entraron a circular en el 2015 y que durante tres años estuvieron exentos de la revisión técnica por tratarse de unidades nuevas.

“Los propietarios de esos vehículos también deben gestionar el turno para cumplir con la revisión técnica, principal requisito para poder circular”, añadió.

Por la experiencia de años anteriores, Orellana prevé que durante la próxima semana se experimente una mayor demanda del servicio.

El funcionario recordó que el último día de revisión del 2017 había propietarios de vehículos que a una hora del cierre del proceso pugnaban por un cupo para cumplir con el trámite. Pocos lograron el objetivo, debido a que la aprobación del trámite involucra a otras entidades, como el Servicio de Rentas Internas (SRI).

Durante un recorrido que el martes último efectuó un equipo de Diario EXPRESO, se comprobó que permanecían desocupadas varias de las 16 líneas de revisión del centro norte, ubicado frente a la terminal terrestre. Mientras apenas una docena de vehículos esperaba el turno para la inspección de los técnicos.

“Solo en este sitio tenemos capacidad para unos 1.600 vehículos diarios, pero al momento vienen cerca de 700. La próxima semana -la última del año- atenderemos de acuerdo a la capacidad disponible”, puntualizó Orellana.

El poco interés de usuarios también se observó en los locales sur (avenida 25 de Julio), que cuenta con 5 líneas; y vía a Daule (km 10,5), que tiene 7.

Lo destacable, al menos en los últimos cuatro años, es que no se observan las columnas de automotores en los exteriores de los centros, debido a la aplicación de la tecnología y a la concesión del proceso.

La falta de dinero y la poca disponibilidad de tiempo son los principales argumentos por el que los dueños de los vehículos dejan a último momento la inspección técnica.

El conductor Leandro Cabrera, quien debía cumplir con el proceso en septiembre, aprovechó el décimo tercer sueldo para actualizar la matrícula de su auto a pocos días de que finalice el año. Alegó que la remuneración de su trabajo no le alcanzó antes para el trámite.

“El limitado tiempo que dispongo impidió realizar el trámite”, adujo en cambio, Alfredo Baquero, quien solicitó permiso de su jefe para gestionar el documento de su automóvil.

Mientras Fernando Vanegas prefirió cancelar la deuda bancaria que mantiene por su vivienda nueva antes que gestionar la revisión de la camioneta que le regaló su padre. “Prefiero guardar el carro antes que pasar un mal momento en los operativos. Tocará el próximo año”, expresó.

Resoluciones

Atención en el proceso y sanciones

De lunes a viernes, la atención en el centro norte es de 07:00 a 19:00; mientras en el sur y vía a Daule, de 07:00 a 17:00.

El sábado 22 de diciembre será de 07:00 a 13:00; y el 29, de 07:00 a 15:00.

Una multa de 50 dólares debe cancelar el dueño que ha incumplido con la calendarización.

Los vehículos que incumplan con el proceso de revisión serán retenidos y los propietarios deberán cancelar dos salarios (772 dólares, en estos momentos).