Actualidad

El 15 de noviembre de 1922: “Las infamias y tergiversaciones”

Si hay algo que tiene la historiografía del Ecuador en sus relatos más difundidos es poca objetividad y mucho sesgo ideológico-político. Con el 15 de noviembre de 1922 pasa eso. Aún predomina la propaganda ideológica. Lo han convertido en mito y rito anual, terminando por “imponer” la versión literaria de la imaginación y pluma del novelista Joaquín Gallegos Lara. Por eso aclaramos:

1. El 15 de noviembre es el resultado de un proceso económico, social, político complejo, con raíces nacionales e internacionales. Pero lo han reducido y tergiversado malintencionadamente a una decisión de un gobierno por resolver un conflicto.

2. Esa fecha es el resultante de una severa crisis económica, social y política de esa década en la que estuvieron presentes diferentes actores, sectores políticos, partidos, líderes, etc. y no solo el gobierno del Dr. Tamayo.

3. El rito del 15 de noviembre de poner cruces sobre el río Guayas para rememorar este lamentable hecho no explica ni el proceso ni la realidad de la época. Tampoco aborda los errores de la policía, ejército, gobernador, de los huelguistas, asesores, que ellos cometieron. Erróneamente lo reducen a encontrar un culpable en nuestro recordado pariente el Dr. José Luis Tamayo.

4. Es lamentable que aún hoy 95 años de ese suceso aún se acuda a la propaganda, diatriba y odio de clases antes que a la verdad histórica de los hechos.

Familiares del Dr. J. L. Tamayo