11.347 dólares de multa por atropellar a tortuga

  Actualidad

11.347 dólares de multa por atropellar a tortuga

Conductor de bus habría hecho caso omiso ante la presencia del animal, en peligro de extinción. Le rompió el carapacho y la dejó herida.

tortuga herida atropellamiento galápagos conductor
Luego del incidente, la tortuga quedó con el carapacho roto e incluso provocó que una parte de este se incrustara en su cuerpo.Cortesía

El atentado a la vida de las especies en las islas Galápagos vuelve a poner un ejemplo de castigo. El conductor de un bus de turismo que el pasado jueves 21 de noviembre atropelló a una tortuga hembra deberá pagar 11.347,20 dólares por su acción que casi le cuesta la vida al animal.

La multa fue impuesta, mediante proceso administrativo, por la Dirección del Parque Nacional Galápagos (DPNG), luego de analizar el caso y conocer cómo el chofer del bus habría hecho caso omiso a la advertencia hecha por un guía de turismo local.

Según el Movimiento Animalista Nacional del Ecuador, de acuerdo con denuncias realizadas en redes sociales, se reportó que el día del incidente, “el chofer del bus y el guía del mismo sostuvieron una discusión de varios minutos”, por cuanto el conductor no habría hecho nada por detenerse, “pasándole por encima” a la tortuga, de la especie Chelonoidis Porteri.

Luego del incidente, que dejó a la tortuga con el carapacho roto e incluso provocó que una parte de este se incrustara en su cuerpo, el animal, que pesa alrededor de 30 kilos y se calcula que tiene entre 25 y 30 años, se desplazó, herido como estaba, hacia una finca cercana, donde se escondió y donde fue hallada.

De acuerdo con lo que registra la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), la especie Chelonoidis porteri se encuentra en peligro crítico de extinción.

Hasta septiembre de 2018, los agentes de la UPMA han realizado 437 rescates en la Zona 8 que comprende Guayaquil, Durán y Samborondón.

Fauna rescatada: las huellas del regreso a la libertad

Leer más

Como resultado de las acciones previas administrativas que contempla el Código Orgánico Administrativo, el conductor acompañado por su abogado se presentó voluntariamente en las oficinas de la DPNG para reconocer su responsabilidad en el hecho que calificó de “fortuito e involuntario”, debido a las características de la vía. Luego del análisis del caso, el hombre fue sancionado con las dieciséis remuneraciones básicas unificadas de la provincia de Galápagos ($ 709,20), equivalentes a 11.347,20 dólares.

Otro caso de indignación

Además, en concordancia con la protección de las especies, la Dirección del Parque Nacional Galápagos también investiga el hecho producido en el muelle de San Cristóbal, donde un ciudadano fue captado en vídeo mientras agredía a un lobo marino.

El suceso ocurrió aproximadamente a las 08:30 del pasado viernes 22, en el muelle Acuario, destinado para embarcaciones turísticas. Allí, según se observa en un video que se viralizó, el hombre, un tripulante de la embarcación Mantarraya-1, agrede al lobo marino lanzándole un objeto un par de veces.