Quito: La revisión técnica vehicular inicia y reactiva los negocios

  Quito

Quito: La revisión técnica vehicular inicia y reactiva los negocios

Desde este 5 de julio se cumplirá con este trámite. El Bicentenario será el primer centro en abrir.  Mecánicas y restaurantes regresan tras seis meses

REVISION-TECNICA-VEHICULAR-QUITO
Superar la revisión técnica vehicular es un requisito obligatorio para matricular el autoRENE FRAGA

La revisión técnica vehicular empieza hoy en Quito. Este proceso, obligatorio para la matriculación de los autos, estuvo paralizado durante seis meses porque no existía un contrato vigente entre el Municipio y la empresa encargada de los controles.

Mitad del Mundo

El turismo intenta resurgir en la Mitad del Mundo tras parar por las protestas

Leer más

El centro del Bicentenario será el primero en abrir. Lo hará con un horario extendido desde las 07:00 hasta las 18:00, para atender a la mayor cantidad de autos. Los demás empezarán paulatinamente. El objetivo es que todos estén operativos desde el 15 de julio.

Estaba previsto que los centros atiendan desde el inicio de este mes, pero hubo problemas en la página web para agendar las citas. La demanda fue tanta que colapsó el servidor.

El Municipio aseguró que lo había solucionado, pero ayer el sistema seguía presentando fallas. Los usuarios se quejaron en las redes sociales y hasta publicaron capturas de pantalla sobre la página caída.

De todas maneras, la apertura de este trámite llenó de expectativas a los dueños de negocios que están junto a los centros de revisión. Ayer, por ejemplo, en la zona de La Florida Alta, los empleados aceleraban la limpieza de locales.

LIMPIEZA-MECANICAS-REVISION-VEHICULAR
Empleados de una mecánica cercana al centro de revisión vehicular sacan la maleza de las veredasJOSÉ LÓPEZ

Luis Díaz, dueño de una de las mecánicas, espera que mejore el movimiento en la zona.

Han sido seis meses duros. Tuve que despedir a todos los ayudantes porque no había trabajo. Esta zona no es comercial, se mueve solo por el centro de revisión. Sin eso, no vienen carros. Todo es botado. Por suerte el terreno es mío, sino hubiera sido más grave como le pasa a otros con el pago del arriendo.

Luis Díaz

Antes del cierre, él atendía hasta cien carros al día. En los últimos meses el promedio fue de dos por semana. La mayoría de clientes iba solo por alguna información sobre el centro.

Ahora que se reanudará el proceso, él se contactó con sus exempleados y algunos volverán a trabajar. Inclusive, los enganchadores de clientes ya se acercaron para ofrecer sus servicios. Uno de ellos, Ángel Manosalvas, sacaba la maleza que se acumuló junto a la vereda. “Es una alegría inmensa tener trabajo otra vez. Es difícil conseguir algo en este tiempo y por eso aceptaba cualquiera cosa”, señaló.

Cristian Lincango, empleado de otra de las mecánicas, barría con algo de apuro. Su objetivo era dejar todo listo hasta ayer en la tarde. Él trabajaba en ese lugar hasta enero, pero ante la suspensión de los controles fue despedido. Lo llamaron el fin de semana para que se reintegre.

Fueron seis meses duros. Pasé buscando en todos lados algún trabajo para subsistir. A veces conseguía algo, a veces no. Pero bueno, creo que ya pasó y ahora podremos tener algún ingreso para la familia.

Cristian Lincango

En los seis meses esa mecánica estuvo cerrada. “No tenía sentido abrirla, gastar luz de gana. No vienen carros por acá. El jefe también la pasó mal porque tuvo que pagar el arriendo por medio año sin tener ganancia”, aclaró Lincango.

Claro, no todas las mecánicas tuvieron movimiento ayer. Otras permanecieron cerradas.

En esa zona también funcionaba una tienda, un restaurante y un centro de cómputo para conseguir las órdenes de pago, sacar los turnos y programar las citas. Todos estaban cerrados. Inclusive, ya no estaban las cosas en el cuarto donde funcionaba la tienda.

Renato Quisilema es un vendedor informal. Él ofrece plumas para los autos, focos para repuesto y hasta triángulos de seguridad. Para él también será la oportunidad de aumentar las ventas. Llegó a La Florida Alta convencido de que ya se atendía desde ayer. “Ni modo, a esperar un poquito más. Ya se sufrió seis meses así, que ya no falta nada. Por ahora me regreso a los semáforos a vender”, dijo sonriendo.

WhatsApp Image 2022-07-02 at 5.34.52 PM

Una mujer que se defiende con aplomo

Leer más