Guillermo Abad:“Tres empresas internacionales concursarán por las rutas urbanas”

  Quito

Guillermo Abad:“Tres empresas internacionales concursarán por las rutas urbanas”

El director de la Secretaría de Movilidad habla sobre el concurso para la asignación de rutas y las trabas en la acreditación de operadoras locales

48309362172_b84442d812_o
Abad tiene una licenciatura en Administración de Empresas de la Universidad Tecnológica Equinoccial y un posgrado en Planificación de Estrategias de Transporte y Tránsito. Es Secretario de Movilidad.Cortesía

No hay más plazos de espera. Así lo indicó Guillermo Abad, secretario de Movilidad, al hablar sobre el concurso para la asignación de las nuevas rutas que darán servicio en el distrito metropolitano. Esto, pese a que las operadoras locales no han logrado cumplir con los parámetros de calidad.

¿Qué sucederá con el concurso público si las mismas operadoras de la ciudad no se encuentran en condiciones para ofrecer el servicio de transporte? ¿Hay riesgo de que se declare desierto?

No lo hay porque el concurso está abierto a operadoras nacionales y extranjeras, y justo hemos confirmado la participación de tres empresas internacionales en el proceso. Esperamos que otras se sumen próximamente. No puedo dar más datos al momento, ya que los términos de referencia están siendo revisados por la veeduría ciudadana Quito Honesto.

¿Qué significaría esto a futuro para el servicio de transporte en la capital?

Que tendríamos un sistema más equitativo, con mayor desarrollo tecnológico y con nuevas propuestas de servicio. El interés de estas empresas en invertir en Quito es una muy buena noticia.

¿A qué le atribuye las trabas en el cumplimiento de las mejoras de calidad a las que se enfrentan las operadoras locales?

A un tema de idiosincrasia. Han trabajado bajo el mismo modelo durante muchísimos años, y adaptarse a otro es un proceso complejo. El principal escollo ha sido la designación de los buses a las operadoras, que es un requisito indispensable. Hasta ahora, la administración de cada bus era de su propietario, pero el requisito exige que esto ahora lo haga la operadora para poder tener un sistema empresarial. Ha sido muy difícil que todos los socios aprueben la idea.

Las operadoras también han reportado atrasos en el montaje de la plataforma digital para el control y dicen que ya cuentan con los equipos...

Eso ya ha sido superado. Al momento ya tenemos 1.800 buses conectados al sistema. Hay que tener en cuenta, no obstante, que no solo hemos pedido equipos para la transmisión de datos de geoposición, sino la información de apertura y cierre de puertas, georreferenciación de las paradas y de frenadas bruscas, maniobras bruscas o colisiones. Sin la transmisión de estos datos no serán acreditados.

Hasta ahora la cooperativa Guadalajara ha sido la única acreditada. ¿Qué resultados se han generado en estas dos semanas desde el alza del pasaje?

Han sido bastante positivas, en el sentido de que los usuarios notan mejoras en la calidad y por ello han aceptado el alza del valor.

Obviamente, no todo ha sido perfecto. Sabemos que en ciertas horas se ha incumplido con el aforo permitido y ya hemos notificado a la operadora. Adicionalmente, uno de los buses tuvo un cese repentino, y verificamos que fue porque pusieron a un conductor de reemplazo que no sabía manejar ese tipo de vehículo. Ahí se debe generar una amonestación. Aun así, creemos que con los controles remotos minuto a minuto estos problemas se podrán superar.

La semana pasada este Diario publicó las preocupaciones de los choferes con respecto a que los parámetros de calidad no incluyen temas de bioseguridad. ¿Se ha tratado este tema?

Sí. Los buses deben tener cabinas selladas y desinfectarse a cada vuelta, cosa con la que sí ha cumplido la cooperativa Guadalajara, y que verificaremos en las cuatro operadoras que están próximas a entrar en proceso de revisión.