Opinión

El pensamiento político de los próceres

No se limitan a citarlos para ese propósito, forma parte de la cultura política recordar a quienes lucharon por la Independencia...

Los patriotas de todos los continentes dejaron publicados sus pensamientos políticos; unos en libros, otros en textos de manifiestos, intervenciones en la legislación y los demás medios. En Estados Unidos es común entre políticos y funcionarios públicos con altos rangos, citarlos frecuentemente para respaldar sus argumentos. 

Desde el mes pasado en las audiencias públicas del Capitolio, los legisladores demócratas en repetidas ocasiones han mencionado a sus próceres a quienes llaman “Padres Fundadores”: Washington, Jefferson, Madison, Hamilton, etc. y sus inspiradoras palabras; para afirmar porqué el presidente Trump debe ser sometido a juicio político. 

No se limitan a citarlos para ese propósito, forma parte de la cultura política recordar a quienes lucharon por la Independencia, escribieron la Constitución y otros documentos emancipadores. Los demócratas los citan para que la opinión pública se informe que los próceres rechazaron el abuso de poder y obstrucción a la gestión legislativa.

En Ecuador, no existe esa manera de honrarlos y no es porque nuestros próceres no escribieran. De ellos hay cartas, intervenciones en sesiones legislativas, informes, manifiestos, etc. La ausencia de citarlos es por falta de lectura de la ciudadanía en general y políticos en particular. 

La mayoría no ha estudiado el pensamiento político de los próceres. Debería ser lectura obligada en colegios, y en los partidos políticos a quienes participan en cargos públicos de elección popular. Sus pensamientos siempre serán de actualidad. 

A continuación una pequeña muestra de frases de Olmedo: “…la libertad es tan apreciable y vale tanto que no hay dinero con que se pueda comprarla” (1846,) “…sin trabas, sin privilegios particulares pueden prosperar la industria, la agricultura y todo lo que es comercial,…” (1812), “…será una injusticia quitar a otros lo que me quitan a mí” (1844), “…en cualesquiera de los tratados,[…] deben ser conformes a la libertad de comercio con todos los pueblos amigos y neutrales”. (1821). Hay suficiente información escrita para publicar un libro con sus frases y de otros.