Opinión

Odebrecht: “No podemos pronunciarnos sobre un borrador de la Contraloría”

El 13 de septiembre, EXPRESO publica “Poliducto: más fallos que trabajo”

El artículo indica que el Diario consultó a mi representada sobre el contenido de la auditoría y que no recibió respuesta hasta el cierre de la edición. Efectivamente, a las 16:08 del 12 de septiembre, se nos envió un correo electrónico mediante el cual se realizan tres preguntas sobre el tema y se indica que el cierre de edición es a las 17:30.

Entendemos que la publicación se refiere a un borrador del informe final de la Contraloría, por lo que la empresa no puede pronunciarse sobre el mismo hasta que este sea formalmente emitido por el órgano de control, al amparo de las leyes vigentes en el país. Mi representada ha enviado a la Contraloría, oficios que contienen las respuestas de descargo a ese borrador de informe. Esperamos que estos sean tomados en cuenta para la emisión del informe final.

De la misma forma que ya lo hizo en una nota publicada el 26 de marzo, el diario busca inducir al lector a pensar que el constructor del proyecto es responsable por el diseño y la ingeniería de la obra, a pesar de que la LOSNCP en su art. 23, dispone que, antes de contratar la construcción de obra, las entidades deben contar con estudios y diseños completos, definitivos, actualizados y aprobados, y prohíbe que el diseñador de un proyecto sea quien lo construya. La licitación para la construcción del proyecto se efectuó en base a los estudios y diseños contratados por EP Petroecuador con una empresa local de ingeniería, de manera que no puede atribuirse a Odebrecht ningún defecto del diseño.

El artículo aborda de manera general, en su primer párrafo “las fallas, las fisuras, las grietas, los deslizamientos y los demás inconvenientes que presentó la obra”, por lo que nos resulta imposible responder de manera puntual como nos habría gustado. Sin embargo, en el quinto párrafo de la nota, se indica correctamente que las grietas, fisuras, deslizamientos y fallas “fueron provocadas por un estudio deficiente de la geología”, cuya responsabilidad no es del constructor.

En cuanto a la afirmación, contenida en un recuadro, que “El proyecto no opera al 100 % sino de forma semiautomática...” debo recalcar que los parámetros operativos manejados por el sistema de control están condicionados a parámetros de procesos, los cuales deben ser monitoreados 24 horas por operadores calificados y capacitados, razón por la cual el sistema no fue concebido para operar de manera automática. Por lo tanto, es incorrecto afirmar que el proyecto no opera al 100 %.

El acta de entrega recepción provisional del Poliducto reconoce que: 1) la obra fue recibida a entera satisfacción de EPP, 2) las obras e instalaciones del Poliducto fueron concluidas dentro del plazo contractual autorizado, y 3) Odebrecht cumplió con todas sus obligaciones y se contó con la declaración de ‘apto para operar’.

Gibran Loor

Nota de la Redacción.

1. EXPRESO envió tres preguntas a Odebrecht para contrastar.

2. No se contestaron las preguntas y así se reflejó.

3. El informe de Contraloría es el final, no borrador.

4. El diario publica informaciones y no trata de inducir a los lectores. Que ellos se formen su criterio.