Opinión

La mujer en el centro del desarrollo y sostenibilidad global

"Spotlight es el mayor esfuerzo mundial para poner fin a todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas sobre la base de seis pilares..."

De los 25 países con más altos índices de violencia de género, 14 están en América Latina y el Caribe.

Al menos 12 mujeres mueren cada día en la región por este motivo, pero el 98 % de los feminicidios no son enjuiciados.

Se trata de una violencia presente en todas las generaciones, nacionalidades y esferas sociales.

En Ecuador, 65 de cada 100 mujeres de 15 a 49 años han experimentado alguna forma de maltrato.

Desde el 1 de enero del 2014 hasta el 2 de marzo de 2020, 748 mujeres fueron violentamente asesinadas en el país.

Esta realidad impulsó a que, hace más de un año, gracias a una discusión decidida entre las organizaciones de mujeres; el Estado a través de la Secretaría de Derechos Humanos, la Unión Europea y las Naciones Unidas se perfile una estrategia para erradicar esta dolorosa y compleja problemática.

Fruto de esto, a finales de febrero, Ecuador se convirtió en el sexto país de América Latina elegido para la implementación de la Iniciativa Spotlight.

La Iniciativa Spotlight es el mayor esfuerzo mundial para poner fin a todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas sobre la base de seis pilares: leyes y políticas; fortalecimiento institucional; prevención; servicios; gestión de datos; y apoyo a movimientos de mujeres.

El proyecto se ejecutará en las provincias de Azuay, Cañar, Manabí, Morona Santiago y Pastaza y cuenta con un presupuesto de 3’220.681 de dólares, de los cuales 2’900.000 dólares son aporte de la Unión Europea.

Además, contempla la participación de 13 expertas independientes que conforman el Grupo Nacional de Referencia de la Sociedad Civil, quienes asesorarán a las agencias implementadoras de la Organización de las Naciones Unidas (Unfpa, PNUD, ONU Mujeres, y la Oficina de la Coordinadora Residente).

La iniciativa impulsará la Ley Orgánica Integral para Prevenir y Erradicar la Violencia contra la Mujer, vigente desde 2018, que articula un Sistema Nacional con 22 instituciones de tres funciones del Estado (Ejecutivo, Judicial, y de Control Social) para actuar en cuatro ejes: prevención, atención, protección y reparación.

Este sistema ha precautelado ya la vida de un centenar de mujeres y sus hijos amenazados por tentativa de femicidio, articulando operativos transprovinciales para proteger a las víctimas con sus familias o derivándolas a Casas de Acogida.

También ha brindado atención a 27.905 mujeres a través de Servicios de Protección Integral para evitar más víctimas fatales.

La violencia contra las mujeres impacta a toda la sociedad. No podemos seguir limitando el potencial de las mujeres -más del 50 % de la población mundial- ya que solo poniéndolas en el centro del desarrollo de nuestros países podremos tener verdaderos avances como sociedad.

Eliminemos esta atroz forma de discriminación para que no haya más mujeres y niñas a las que se les niegue un futuro. Ecuador tiene hoy una oportunidad para ser optimista.

Pongamos luz para que logremos un país más equitativo, seguro y libre de este flagelo.