La nueva llave

  Editoriales

La nueva llave

Se necesita que sean mayoría. Es mandatorio que todo ciudadano se vacune

La vacuna no es obligatoria, pero el carné de vacunación podría convertirse en una ventaja y una llave que abrirá muchas puertas para quien lo tenga. Por ejemplo, preferencia a la hora de ser seleccionados para un nuevo empleo; o acceder a espectáculos y juegos deportivos de asistencia masiva, vetados para aquellos que aún no estén inmunizados; o viajar con mayores facilidades. Ya empieza a haber pronunciamientos a nivel deportivo, como en el caso de la Conmebol, que autorizó la presencia de público en los partidos de Copa Libertadores y Sudamericana, sujeta a disposiciones de las autoridades de cada país. De igual forma, en Israel se permitió en marzo el primer concierto al aire libre, con acceso únicamente para quienes estuviesen vacunados contra COVID-19. En cuanto a turismo, la Unión Europea implementó el Certificado Verde Digital, que aunque no es una condición o documento exigido de viaje, sí garantiza a quienes visiten sus Estados miembros el estar exentos de las restricciones que se encuentren vigentes debido a la pandemia.

Las personas vacunadas no ponen en riesgo a los demás trabajadores de una empresa, ni a quienes van al estadio, al teatro, a la iglesia, a las escuelas, bares y restaurantes. Se necesita que sean mayoría. Es mandatorio que todo ciudadano se vacune.