Izquierda vs. derecha

  Editoriales

Izquierda vs. derecha

...la izquierda tiene una pedagogía que genera una impronta en el ADN de sus seguidores, hasta llevarlos a una categoría casi profesional de comunicadores que les permite defender a ultranza sus posiciones...’

En cada entrevista o intervención se evidencia el dominio escénico y la claridad para exponer preceptos y posturas de quienes militan en la izquierda ecuatoriana. Son contados los que no logran la elocuencia. No ocurre lo mismo con los representantes de la derecha, muchas veces titubeantes, incapaces de manifestar criterios con contundencia. Aparentemente, la izquierda tiene una pedagogía que genera una impronta en el ADN de sus seguidores, hasta llevarlos a una categoría casi profesional de comunicadores que les permite defender a ultranza sus posiciones y transmitirlas con gran poder de convencimiento. La derecha más bien deja entrever cierta improvisación y delega la defensa de su ideología a figuras claves, mayormente líderes de larga trayectoria, sin lograr un recambio generacional capaz de impactar en las audiencias, con cuadros que, con excepciones también, necesitarían un ‘media training’.

La izquierda es preparada, organizada, y consecuente con su accionar. Permanentemente trabaja siguiendo un objetivo y hacia allá avanza. No pasa igual con una derecha fraccionada, desorganizada, que se despedaza en la contienda con las agrupaciones que comparten incluso sus planteamientos más básicos. Centrada en la inmediatez, cede terreno ante su contendora.