Sobre el COS

  Editoriales

Sobre el COS

"Están en juego convicciones y principios de víctimas y de profesionales, pero también vidas y calidad de vida, tal como lo evidencian las estadísticas anuales"

Hay voces a favor y en contra. Que trae soluciones para realidades que no queremos enfrentar. Que es un monstruo jurídico. Que atenta contra derechos constitucionales. Que tiene una redacción ambigua. Que en sus normativas se observa contenido ideológico… En un país sumido en el caos, donde además no se debaten temas trascendentales, este es uno de los pocos tópicos que desata controversia y discusión. Y justamente por ello la decisión que tome el Ejecutivo al respecto deberá ser analizada a conciencia y midiendo consecuencias inmediatas y a futuro. Los puntos polémicos del Código Orgánico de la Salud aluden a conflictos que conllevan difíciles decisiones personales que repercutirán en la salud emocional, física y sicológica de los individuos, dentro de escenarios de duros dramas familiares. Están en juego convicciones y principios de víctimas y de profesionales, pero también vidas y calidad de vida, tal como lo evidencian las estadísticas anuales. En una sociedad en la que no existe un pensamiento único, un cuerpo legal debe analizarse con extrema objetividad y considerando los planteamientos de quienes están a favor y en contra de los temas que generan contrapunto, siempre apuntado al bien común. Ambas posturas son respetables y merecen ser escuchadas con atención.