Las primeras páginas del 2021

  Columnas

Las primeras páginas del 2021

El nuevo calendario del 2021 tiene páginas escritas y las nuevas, que las haremos nosotros y no los miserables y canallas que joden y desunen al país.

No son de volteo, borrón y cuenta nueva. Tampoco arrancarlas para no mirar el pasado. No debemos comenzar con hojas en blanco. No es así. Están escritos los nombres, con signos y evidencias de quienes partieron. Dos historiadores de Guayaquil: José Antonio Gómez Iturralde, Alberto Cordero Aroca y el prestigioso médico Nino Cassanello L., que lo mismo que a Cordero se lo llevó el COVID cumpliendo el juramento hipocrático. También, los centenares de enfermeras y galenos que murieron combatiendo al virus. Gómez nos legó su pasión por Guayaquil y visión-acción clara de oposición al centralismo. Cordero Aroca dejó su abnegación a Rocafuerte, y Cassanello su responsabilidad como profesor, investigador y médico sensible. A ellos no hay que olvidarlos, nuestro respeto y admiración perennes. Recordar la cantera de corruptos y mafiosos que promueven la “joda electoral” y poner sus nombres en los tachos de basura del WC. No olvidar los de algunos líderes indígenas que fomentaron el odio étnico, la destrucción que dejaron en la economía del país y la infraestructura de Quito. Hoy hemos de construir un nuevo pensar-hacer y relato de un país que debe ser recuperado al margen de lo que políticos y mafiosos sigan diciendo y haciendo de este Ecuador diverso y de todos. Ahora es necesario reaprender a caminar y accionar en una sociedad, democracia e institucionalidad que no puede morir ni desfallecer porque cuatro miserables se empeñan en destruirla. Ante un proceso electoral, en medio de la pandemia, toca comprender qué nos espera si seguimos oyendo los cantos de sirena y promesas absurdas de los demagogos y mesías que creen que los electores son tontos y que ellos son los salvadores de una patria que ellos mismos buscan aniquilar.

La primera página está escrita con aquellos hombres y mujeres valiosos. La segunda, con la lista de los corruptos. La tercera la debemos reescribir con nuestras decisiones y acciones más claras y decididas para recuperar, rescatar y reconstruir al país que merecemos. Si no lo hacemos, mafiosos y corruptos lo seguirán saqueando y destruyendo. El nuevo calendario del 2021 tiene páginas escritas y las nuevas, que las haremos nosotros y no los miserables y canallas que joden y desunen al país.