Millennial guayaca

  Columnas

Millennial guayaca

El sueño de ver una ciudad “eco-friendly” se ve cada vez más lejano, con la rápida construcción de nuevas edificaciones en ella.

Considero importante continuar la conversación relacionada con el futuro del Ecuador.

Siempre me ha interesado la idea del ecoturismo y cómo Ecuador puede mejorar el bienestar de la población conservando su hábitat.

Me gusta hablar de lo que conozco, en este caso mencionaré la ciudad donde habito, Guayaquil. El sueño de ver una ciudad “eco-friendly” se ve cada vez más lejano, con la rápida construcción de nuevas edificaciones en ella.

Entiendo que el desarrollo de una cuidad es importante pero, ¿a qué costo?

Me acuerdo de la antigua vía a Samborondón, un lugar lleno de espacios verdes, que no se comparaba con la Amazonía ecuatoriana, pero era un respiro natural en una ciudad en crecimiento. Ahora la vía a Samborondón es un pequeño Miami. Varias ciudadelas y restaurantes venden el “sueno ecuatoriano”, alejado enormemente de nuestras raíces, sin considerar cómo las futuras generaciones vivirán en este mundo de concreto.

Veo el mismo modelo replicado en vía a la Costa, espacios verdes que pronto será invadidos por ciudadelas y ‘country clubs’, y retomo mi pregunta: ¿a qué costo?

La idea de ver un Guayaquil como pilar de ecoturismo se ve cada vez más lejana. Hay muchas edificaciones abandonadas en el centro de la cuidad. ¿Por qué no restaurar esos espacios como posibles hoteles, sedes educativas, museos, lugares comerciales, para que el ecoturismo tenga un mejor desarrollo? Al mismo tiempo pudiéramos crear espacios para que nuevas familias puedan vivir de una forma cómoda, sin invadir más espacios verdes en la ciudad.

Pero es fundamental, que esta generación tome conciencia de que debemos preservar los pocos espacios naturales que nos quedan y abandonar la mentalidad de que nuevas ciudadelas ofrecen un mejor estilo de vida.

Restaurar cuesta, lo entiendo, pero creo que es relevante aprender de nuestro pasado, usar esas lecciones y evolucionar a algo nuevo.