Racismo político y vandalismo contra Trump

  Columnas

Racismo político y vandalismo contra Trump

"Racismo político y vandalismo contra Trump. Terrorismo comunista en EE. UU. Intentaron incendiar la Casa Blanca"

Lo que está ocurriendo en EE. UU. es peor que lo que ocurrió en Ecuador en octubre de 2019 y lo que Chile ha sufrido hasta que el coronavirus lo detuvo, temporalmente. Racismo político y vandalismo contra Trump. Terrorismo comunista en EE. UU. Intentaron incendiar la Casa Blanca. Narcotraficantes de las dictaduras de Venezuela, Cuba y Nicaragua hacen disturbios. Las redes sociales publican fotos de vándalos robando, saqueando, cargados con mercadería, “muertos de la risa”, sin ser compradores.

En la Pequeña Haití (‘downtown’ de Miami) originarios de Haití, Venezuela, Honduras y EE. UU. (demócratas) admitieron haber recibido dinero para hacer disturbios. Les pagaron viajes a varias ciudades de EE.UU. para promover el caos. La Policía de Ohio identificó a un hombre barbado, de raza blanca, pagando a gente de raza negra para que destruyan la propiedad pública y privada. Vandalismo, delincuencia organizada de cubanos, venezolanos y haitianos en actos idénticos a los que promueven el “respetable” Foro de Sao Paulo y el Grupo de Puebla.

Target ha cerrado 6 tiendas por un largo periodo. Duane Reade, LEGO, AT&T y Best Buy destruidos.

Cerca del lugar donde George Floyd murió (fueron 4: Derek Chavin, Thomas Lane, J. A. Kueng y Tou Thao, los policías que lo mataron), todas las empresas sufrieron graves daños en los disturbios. Tiendas en Minneapolis siguen cerradas, igual que en Oakland, Atlanta, Filadelfia y Chicago. CVS anunció el 31 de mayo el cierre de sus tiendas. Mercedes Benz de Oklahoma fue saqueado. En Manhattan el vandalismo y robos son imparables.

Trump dijo “La izquierda radical está al mando y en control de Facebook, Instagram, Twitter y Google. La Administración trabaja para remediar esta situación ilegal. Manténgase al tanto, y envíen nombres y eventos ¡Gracias Michelle [Malkin]!”, tuiteó Trump a una comentarista política. Agradeció a sus seguidores en línea (“grandes guerreros del teclado”). Son “mucho más brillantes”. “¡No hay nadie como ustedes!”, afirmó el presidente.