Columnas

Derechos negativos

"El derecho negativo es una prohibición para todos: No Matar. No Agredir. No Robar. No Estafar. El respeto al derecho ajeno es la paz"

Los ‘derechos negativos’ son propios y únicos de cada ser humano. Son los ‘derechos inalienables’. No son demandas sobre la producción o energía de otro. “¡Quítenme las manos de encima!”.

Todos y, principalmente, los gobiernos, deben dar seguridad, respetar la propiedad, libertad de cada individuo y la inviolabilidad de sus derechos negativos: vida, libertad, propiedad, individualismo, autodisciplina y trabajo.

Los Derechos Negativos son los ‘derechos fundamentales’. No Matar. No Robar. No calumniar. No violar la libertad. No estafar. Protegen la vida, la libertad, la búsqueda de la felicidad y son un muro de protección entre el Estado y el individuo.

Si alguien tiene una vivienda, nadie se la puede robar, enajenar o expropiar. El adjetivo ‘negativo’ no es peyorativo, nefasto ni pesimista. Los derechos negativos son derechos propios e inalienables de cada uno. Desde la ‘concepción’. Por ‘nacimiento’. Son propios. No son concesión, dádiva ni permiso o atribución ni competencia del Estado.

Son la base del ‘derecho natural’, que representa la vida, la libertad, individualismo, propiedad privada y el derecho a la búsqueda de la felicidad. El humano es el único animal que, controlando sus instintos naturales, razona y piensa. Realiza abstracciones, convierte sus instintos en ‘valores’ y estos en ‘derechos’, para lograr la convivencia civilizada. Su mayor virtud y privilegio es la libertad, de la que, necesariamente, debe responder. No hay libertad sin responsabilidad.

El derecho negativo es una prohibición para todos: No Matar. No Agredir. No Robar. No Estafar. El respeto al derecho ajeno es la paz. (Benito Juárez. México, 1806-1872). Los derechos negativos son anteriores al orden jurídico vigente.

Lo ‘justo’ no se deriva ni nace de ‘la ley’. La ley nace de lo justo. El científico ‘descubre’ la ley. El ‘legislador’ la ‘inventa’ para dar seguridad y ‘regular la vida social’. Los derechos negativos no deben ser violados. Puede sufrir graves consecuencias: La ley de gravedad, rompe la ley de la oferta y la demanda y el caos social.