¡A prohibir la venta de petates!

  Columnas

¡A prohibir la venta de petates!

¿O es correcto invocar la democracia para joder esa misma democracia?

Nuestra democracia constitucional establece un período de gobierno de cuatro años. Pero el sistema Judicial y las funciones Legislativa y Electoral aún son controlados por los mismos que asaltaron esa democracia, pues su diseño se burla de la duración del período de gobierno: en lugar de cuatro años, las autoridades duran cinco. Y algunas, como el fiscal, seis. ¿Qué democracia es esta que permite el ejercicio de las autoridades del anterior período en el nuevo gobierno? Solo cambiamos presidente y asamblea. O visto desde otro ángulo... ¿en qué democracia un tipo condenado por haber participado en el atraco de $ 1.500 millones de una refinería invisible, anda por ahí libre como el viento sin haber -ademásdevuelto un centavo? ¿O en la que varios engrilletados y glosados por millonarias sumas van a ser inscritos como candidatos aunque una consulta lo prohíbe? ¿O que solo puede confiar en la justicia de otro país porque la propia no sirve? Democracia sin justicia no es democracia.

Es que -como bien anota Roberto Aguilar citando a Anne Applebaum-, "A diferencia del marxismo, el Estado unipartidista antiliberal [RC-UNES], no es una filosofía política. Es un mecanismo para mantenerse en el poder...". Por eso el sistema perenniza la participación de la RC en las contiendas electorales, suprimiendo el tradicional derecho de elección. De tal forma que ahora no prevalece el derecho de elegir gobernantes decentes, sino el de los delincuentes a "participar". Y solo hay que mencionar la no discriminación y el odio -argumentos predilectos de la generación de cristal- para lograr el apoyo incondicional a su 'justa' causa: "Ecuador requiere con urgencia extirpar el odio de la práctica política", dice la robolución en Twitter. No es odio. Es para que no regresen a hacernos lo mismo que nos hicieron. ¿O es correcto invocar la democracia para joder esa misma democracia? Somos tan giles que -habiendo una consulta popular que les prohíbe participar- los vamos a dejar intervenir en las próximas elecciones dizque para no "odiarlos". 

La solución es prohibir la venta de petates: nos seguimos cayendo a diario.