Columnas

Punto a favor

'El gobierno anterior hizo una buena gestión al lograr un acuerdo con la CEE, y este gobierno puede hacer lo propio con EE. UU.’.

La embajadora Baki logró coordinar de manera eficiente la visita del presidente Moreno a los Estados Unidos, la reunión con el Presidente Trump y una comitiva de muy alto nivel en diversas áreas de interés para nuestro país. 

Tuvo además la habilidad de lograr una reunión con la presidenta de la Cámara de Representantes, la señora Nancy Pelosi, sin que aquello obstruyera las gestiones con el poder Ejecutivo, cuando por todos es conocido que entre ambos dignatarios norteamericanos no existen las mejores relaciones. 

¿Pero por qué ahora es importante la visita del presidente Moreno? Si bien habían muchos temas en agenda, uno es clave para el futuro del país: caminar hacia la suscripción de un acuerdo comercial. Para citar solo un ejemplo del daño que nos está causando no tenerlo, hace pocos días, la empresa ecuatoriana Provefruit, según reseñó Diario Expreso, decidió una inversión de $11 millones en el sector agrícola de Colombia

Esos recursos serán destinados al desarrollo de plantaciones de aguacate, donde un elemento esencial para el éxito de este negocio, a decir del inversionista, es “la existencia en Colombia de un tratado de libre comercio”.

Esa inversión, como muchas otras que sin duda se generarían en el país a partir de un acuerdo de libre comercio, implicarían flujos de inversión extranjera, ampliación de la inversión de actuales inversionistas, nuevos empleos directos, muchos empleos indirectos en sectores adyacentes; para este caso por ejemplo, empaque, logística, seguros, financiamiento, agroquímicos, etc. Pero además, el incremento de la actividad económica significa más impuestos. 

Cerrarse tontamente a creer que todo lo que hizo el gobierno anterior fue equivocado es no reconocer que el acuerdo de libre comercio con la Comunidad Económica Europea fue una gestión muy bien hecha y nos ha permitido como país muchos beneficios. Creer que el gobierno actual pudo haber hecho ciertas cosas mejor no nos puede impedir sumarnos al esfuerzo por lograr un acuerdo comercial muy beneficioso con EE. UU. Por eso, para empezar, la señora Baki tiene un punto a favor.