Verdaderos vende patria

  Columnas

Verdaderos vende patria

¿quién en su sano juicio quiere vivir en un sistema ineficiente y corrupto, en lugar de en uno eficiente y próspero, generador de inversiones y trabajo?

El jueves último la Asamblea, mayoritariamente, resolvió negar y archivar el denominado proyecto de Ley de Inversiones propuesto por el Ejecutivo, bajo el sofisma de existir un ánimo oculto privatizador por parte del presidente de la República.

La concesión, por analogía, podría ser comparada con el alquiler de un local comercial, en el que el dueño del local cede el derecho de uso del local a cambio del pago de un arriendo o alquiler. En el ejemplo propuesto, el dueño del local (arrendador), no pierde la propiedad del mismo, ni el arrendatario (inquilino) adquiere la propiedad de dicho local; este último solo adquiere la autorización para ocuparlo y dedicarlo a la actividad comercial previamente autorizada.

Son muchos los ejemplos que evidencian las ventajas de las alianzas público-privadas, sobre todo cuando el Estado no tiene plata para desarrollar proyectos que permitan optimizar recursos y servicios.

Ejemplo de una alianza público-privada exitosa es el aeropuerto José Joaquín de Olmedo, en esta ciudad, continuamente galardonado por sus servicios y reconocido por la eficiencia en su operación. Otro ejemplo es el de Interagua, el que ha permitido al 80 % de la población en Guayaquil contar con el servicio.

La otra cara de la moneda son los servicios prestados por el Estado, ineficientes, ineficaces, de pésima calidad, como los de salud y seguridad, caracterizados por la corrupción, donde la regla general es "crear dificultades para vender soluciones".

Teniendo en claro que las asociaciones público-privadas no son privatización, ni venta de bienes o recursos estatales y que mientras las alianzas público-privadas acumulan premios y reconocimientos, las empresas estatales acumulan juicios y escándalos. La pregunta que cabe es: ¿quién en su sano juicio quiere vivir en un sistema ineficiente y corrupto, en lugar de en uno eficiente y próspero, generador de inversiones y trabajo? Respuesta: los complotadores corruptos, los caudillos decadentes, junto a los paternalistas de la izquierda trasnochada y de los revolucionarios prófugos. Esos son los verdaderos vende patria.