Comienza la era de los ‘cyborgs’

  Columnas

Comienza la era de los ‘cyborgs’

No se aterren con el tema. Es más común de lo que parece’.

Steve Austin fue un personaje de televisión de los años 70. Representaba a un astronauta, quien sufrió un grave accidente. Pierde su ojo izquierdo, ambas piernas y el brazo derecho. La agencia OSI. adopta al moribundo Steve como sujeto de prueba de sus experimentos biónicos e incrusta en su cuerpo partes cibernéticas. El costo de su operación ascendió a seis millones de dólares. Las partes incrustadas en Steve le dan fuerza, velocidad y visión telescópica increíble.

En los años 70 ya el tema de igualdad de género estaba presente. Por eso, dentro de la serie televisiva apareció Jaimie Sommers, antigua novia de Steve, quien sufrió un fuerte accidente en paracaídas. A ella también le fueron incrustadas partes cibernéticas que le otorgaron poderes que un ser humano no tiene al nacer.

Estos dos personajes fueron conocidos en Latinoamérica como “la mujer biónica” y el “hombre biónico”. Algunos crecimos viéndolos. Seguro los nativos digitales no.

En el mundo actual, pasados ya más de cuarenta (40) años de la serie comentada donde el ser humano tenía partes biónicas, ahora se escucha hablar de esos nuevos seres que se han denominado los ‘cyborgs’.

Los ‘cyborgs’ son seres compuestos por partes humanas y dispositivos cibernéticos. Son seres humanos que, aprovechando la inventiva de la tecnología, adquieren mayores capacidades respecto de aquellas con las cuales nace un ser humano común. La idea de una relación más íntima entre los humanos y las máquinas se presenta en este momento y empieza a crearse una necesidad para el ser humano de mejorar su capacidad. Pero requiere prontas reglas legales.

No se aterren con el tema. Es más común de lo que parece. Una persona a la que se le haya implantado un marcapasos o un chip auditivo podría considerarse un ‘cyborg’.

Esta semana el señor Elon Musk, dueño de Twiter, Tesla, SpaceX y de la empresa Neuralink, adelantó una conferencia donde informó que en seis (6) meses Neuralink (empresa de chips cerebrales) tendría listo un dispositivo inalámbrico recargable que permitirá la conexión de cráneo humano con una computadora. A la final se trata de crear un chip que pueda ser implantado en el cerebro, mediante el cual se consiga dotar de información algorítmica y conocimiento al cerebro humano.

Después de haber adelantado experimentos con monos y cerdos a quienes se les incrustaron dispositivos cerebrales que permiten decodificar señales cerebrales con un propósito práctico, Musk pretende crear un producto que permite a una persona escribir palabras o jugar videojuegos solo con su cerebro.

Musk dijo que Neuralink ha presentado documentación a la FDA y que podría comenzar a realizar pruebas en humanos dentro de seis (6) meses.

No es fácil para algunos entender todo este nuevo presente. Empero, importante entender la ventaja que tienen los algoritmos para el ser humano dado que permiten conocer la tendencia comportamental de las cosas y del ser. Sin duda alguna, con ello el ser humano podrá tomar mejores decisiones. No todo es malo en los algoritmos. Hasta ya se habla de un traductor de idiomas incrustado a la garganta y al oído.

En el mediano plazo en la inmigración de un país nos preguntarán si quien llega es un robot, un ‘cyborg’ o un humano.