Columnas

Carapaz

La provincia del Carchi en el Ecuador, también se ha destacado por similares condiciones, por sus carreteras de altura y fuertes pendientes...

La hazaña de Richard Carapaz es muy significativa, verdaderamente histórica. El 24 de julio de 2021 será siempre una fecha para recordar. Las lecciones de este héroe deportivo son para todos, Ecuador y el mundo entero. No importa el origen humilde, ni la falta de recursos o el déficit de apoyo oficial.

Se inició con una bicicleta rescatada de la chatarra, se sobrepuso a un grave accidente de tránsito en el 2014, que le amenazaba con dificultades para volver a caminar. Venció todos los obstáculos, no solo lo volvió a hacer y luego con esfuerzo pudo entrenar, sino que fue escalando posiciones en el ciclismo mundial; se hizo del campeonato de España, el Giro de Italia, la vuelta de Suiza, el Tour de Francia y ahora la medalla de oro en Tokio.

Una lección para quienes solo esperan que el Estado les subsidie o regale todo. También pone en evidencia a los dirigentes: el poco dinero asignado al deporte se lo gastan en corrupción, sobresueldos, viajes y lujos para ellos y sus amigos. Las escuelas y centros de alto rendimiento de ciclismo en el Carchi, de fútbol en el Chota, de atletismo y muchas otras disciplinas, que nuestros deportistas que han demostrado condiciones, necesitan y merecen, hacen mucha falta y deberían volverse una pronta realidad.

La hazaña de Tokio 2020, de obtener la medalla olímpica de oro en ciclismo de ruta, sin contar con un gran equipo que lo apoye, vencer contra todo pronóstico a todos los favoritos, ha sorprendido al mundo entero y lo convertirán en leyenda del deporte mundial; igual que sucedió con Segura y Gómez en tenis, Spencer en fútbol y Pérez en atletismo.

Esa prueba deberían haberla ganado los europeos, ellos tenían mejores posibilidades, por su experiencia y entrenamiento. Todas las figuras y países favoritos han sido sorprendidos y deslumbrados, por la determinación e inteligencia de Richard Carapaz, de estratégicamente realizar una brillante carrera, de mantenerse en los últimos 40 kilómetros, con los 30 de los mejores entre los 130 participantes de esa prueba, de solo 57 países entre los 204 presentes en los Juegos Olímpicos de Japón 2020.

En los últimos tramos de la carrera, cuando hubo que afrontar y vencer pendientes de 12 y 14 grados, Carapaz demostró que estaba preparado y predestinado a vencer a los mejores. Los italianos, y el estadounidense Mcnulty, que se le unieron en los últimos momentos, todos intentaron arrebatarle la posibilidad de ganar. Los fue venciendo uno a uno, hasta separarse de ellos y ganar por más de 67 segundos, al belga Van Aert y al esloveno Pogacar, que obtuvieron medallas de plata y bronce, respectivamente. Ellos lo relegaron al tercer puesto en el reciente Tour de Francia.

Colombia ha sido tradicionalmente el país latinoamericano que más campeones ha aportado en las más famosas pruebas de este deporte. Se le atribuye esta especial condición por la irregular geografía del país, que ha servido para fraguar buenos deportistas en esa difícil disciplina.

La provincia del Carchi en el Ecuador, también se ha destacado por similares condiciones, por sus carreteras de altura y fuertes pendientes, por originar nuestros mejores ciclistas, ahora finalmente de fama mundial.