¿Por quién vota el pueblo llano?

  Columnas

¿Por quién vota el pueblo llano?

"...no les importa si funcionarios de gobierno roban, construyen obras innecesarias o mal edificadas"

Las elecciones indican que a subempleados y trabajadores que trabajan por salario mínimo no les importa si funcionarios del gobierno roban, construyen obras innecesarias o mal edificadas; la última votación lo mostró. El escogido de un mal gobernante que debió ser sancionado por masivo latrocinio durante sus períodos terminó con alto porcentaje del total. A la mayor parte de ecuatorianos no les interesa el futuro, viven el hoy; el mañana no cuenta. Es una mayoría acostumbrada a recibir, no saben qué y cómo dar. Son víctimas de demagogos y ofertas populistas.

Para que los ecuatorianos voten por candidatos calificados, conozcan cómo elegir, tengan aspiraciones, no estén satisfechos con lo que tienen y ambicionen mejorar sus condiciones de vida, debe invertirse en educación y capacitación. Lamentablemente, los gobiernos no lo han hecho. Vicente Rocafuerte fue el único que se dio cuenta de que para el país prosperara debía educarse y culturizar al ecuatoriano. El interés de Rocafuerte por la educación se inició un decenio antes de ser presidente. Como representante de México en Gran Bretaña le interesó la educación lancasteriana y formó parte de un comité sobre educación en el colegio Hazelwood de Londres, donde estudiaban sus sobrinos Gainza Rocafuerte. Cuando regresó a México, propuso al gobierno de ese país adoptar la instrucción lancasteriana.

A 1835, en discurso de toma de poder como presidente electo tocó el tema educación: “…la instrucción pública entra en los deberes esenciales del Gobierno; porque en el momento que el pueblo conoce sus derechos, no hay otro modo de gobernarlo, sino el de cultivar su inteligencia y de instruirlo en el cumplimiento de sus deberes. La instrucción de las masas afianza la libertad y destruye la esclavitud. Todo gobierno representativo que saca su origen de la elección debe establecer un extenso sistema de educación nacional, gradual e industrial, que arroje luz sobre la oscuridad de las masas”. Sus ideas deben resonar ahora: “de cultivar su inteligencia y de instruirlo en el cumplimiento de sus deberes”. ¿Cuál gobernante posterior siguió sus palabras?