Perder una elección o el país

  Columnas

Perder una elección o el país

En segunda vuelta el contrincante de Petro es Rodolfo Hernández, exalcalde de Bucaramanga, populista de derecha cuyo proyecto político es predominantemente unipersonal

En esta disyuntiva se encuentran los partidos tradicionales de derecha y centro por la derrota electoral sufrida en primera vuelta y el triunfo de Petro, izquierda, con 40 % de los votos, y Hernández, populista conservador, con 28 %. El electorado mostró su inconformidad, votó por un cambio: el gobierno del uribista Duque tiene una desaprobación de 73%. El modelo económico extractivista está agotado, los partidos políticos tradicionales históricamente en el poder perdieron credibilidad, las élites son incapaces de entender el descontento del pueblo que vive en condiciones precarias e incluso han boicoteado los acuerdos de paz para luchar contra la violencia, inseguridad y narcotráfico; la pandemia agravó la pobreza y desigualdades. El dilema citado expresado por el excandidato derechista Fico Gutiérrez al proponer endosar su votación al ‘outsider’ Hernández, obviamente destaca explícitamente que el enemigo político, de clase y proyecto histórico es Petro. La consigna electoral es todos contra el Pacto Histórico, impulsando una polarización diferente y complicada. Los triunfos en las legislativas y la primera vuelta son un duro golpe al bloque político dominante y conservador y a los clanes familiares que se han apoderado de las regiones, fomentando el paramilitarismo, y vinculados al narcotráfico, caso de los Char en Barranquilla y Uribe en Antioquia. En segunda vuelta el contrincante de Petro es Rodolfo Hernández, exalcalde de Bucaramanga, populista de derecha cuyo proyecto político es predominantemente unipersonal, su discurso es antipolíticos y de “acabar con la robadera” de estos; logró interpretar el hastío ciudadano con la corrupción. Él no se considera político sino un administrador. Su campaña es sin eventos masivos ni grandes discursos y no participa en debates en TV. Hace transmisiones directas en Facebook y WhatsApp. No tiene organización política propia, lo catapultó nacionalmente una portada de la revista Semana (19/12/2021) sobre un cohete y el titular ¡Despegó Rodolfo! El “ingeniero” deja más inquietudes que certezas como posible gobernante. Se avizora un balotaje sin precedentes y de incertidumbres.