Columnas

¡...y domingo siete!

Con fraude o sin fraude, ganaron las elecciones. Luego no pudieron ejercer el poder sino a medias. Este próximo domingo intentarán recuperarlo completo. Es obligación de todos impedirlo

Sí señor. Lunes 1 y ...domingo 7. El pueblo, ojalá un pueblo soberano, va a decidir el futuro de la República. Lamentablemente, no tan soberano como quisiera. Sé, con Sarmiento, que si el pueblo es el soberano hay que educar al soberano y, que pena, no hemos hecho tal tarea. Por eso, repito: yo no creo en aquello de que la voz del pueblo es la voz de Dios. A lo largo de la historia, entre Cristo y Barrabás, con diverso tipo de manipulaciones de por medio, el pueblo ha escogido a Barrabás. Espero que así no ocurra la semana que viene pero ...ahora quiero advertir los riesgos. En países como el nuestro, e incluso en países poderosos como los Estados Unidos, el poder puede ser comprado. Con dinero en efectivo, proveniente de la corrupción o las más oscuras fuentes, o con promesas de otorgarlo en los primeros días de gobierno. El pueblo está cansado, enfermo, asustado, con hambre y sin trabajo. En ese estado es capaz de creerse cualquier cosa. Necesita asirse de la primera esperanza que se le plantee.

Aunque quien lo haga esté descalificado por lo que representa, la necesidad hace frágil la memoria. Entonces ...cuidado. Es evidente que en América Latina opera una mafia político-delincuencial que “descubrió” que en el sector público había una fuente enorme de dinero, que el financiamiento era clave para ganar elecciones; luego decidió obtener los recursos económicos requeridos de cualquier fuente. Una de ellas es el narcotráfico, otra el dinero saqueado a los Estados. Con altas y bajas no le ha ido mal a la mencionada mafia. Han ganado y perdido países en las últimas jornadas electorales. Es fácil entonces colegir que tratarán de recuperar el Ecuador que, entre paréntesis, no perdieron en la elección presidencial anterior. Con fraude o sin fraude, ganaron las elecciones. Luego no pudieron ejercer el poder sino a medias. Este próximo domingo intentarán recuperarlo completo. Es obligación de todos impedirlo.

Por eso, con las seguridades requeridas para evitar contagiarse, hay que salir a votar rechazando la corrupción y trabajar esta semana denunciándola en sus maniobras.