Transacciones con Rusia

  Columnas

Transacciones con Rusia

...se advierte que las transacciones prohibidas no incluyen solo a las directas sino también a las indirectas’.

En términos generales, las restricciones impuestas por los Estados Unidos a propósito de Rusia implican que los llamados ‘U. S. persons’ están impedidos de entrar en transacciones con las entidades incluidas en una lista que prepara la OFAC (‘Office of Foreign Assets Control’) del Departamento del Tesoro. Quienes están incluidos en esa lista son conocidos como ‘SDNs’ (por ‘Specially Designated Nationals’). Entre los ‘SDNs’ están no solo los más importantes bancos rusos sino inclusive su Banco Central y el Ministerio de Finanzas.

‘U. S. persons’ son para estos efectos, según la Orden Ejecutiva 14024 (sección 6, e) del presidente Biden, no solo los ciudadanos estadounidenses, sino también quienes tienen residencia legal permanente, cualquier entidad constituida o domiciliada en Estados Unidos (incluidas las sucursales de compañías extranjeras) e inclusive cualquier persona que esté (aunque sea de paso agrego yo) en ese país.

También en términos generales, a quienes no califican como ‘U. S. persons’ no se les aplica aquellas restricciones. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la misma Orden Ejecutiva 14024 prohíbe cualquier transacción que evada, evite o viole los impedimentos, o tenga esos propósitos, así como cualquier conspiración para esos fines (sección 4, letras a y b), y que, como ha explicado la OFAC en el documento FAQ 980, del 24 de febrero de 2022, en ese tipo de transacciones, llamémoslas simuladas, pudieran verse envueltos inclusive quienes no sean ‘U. S. persons’.

Tan verdad es lo anterior que en último documento de la OFAC, el FAQ 1,002, del 2 de marzo de 2022, se advierte que las transacciones prohibidas no incluyen solo a las directas sino también a las indirectas. Y se alerta sobre estas últimas poniendo como ejemplo el caso de que se trate de utilizar empresas de importación o exportación para realizar transacciones de divisas, en beneficio de ‘SDNs’, pero intentando disimular su participación.

Consejo no pedido, para empresas ecuatorianas que negocian con Rusia y para la banca intermediaria, es medir bien los siguientes pasos.