Tablero de ajedrez

  Columnas

Tablero de ajedrez

No es cosa de ricos, en gran parte de los casos, son negocios productivos, grandes, medianos y pequeños, que contribuyen a generar trabajo y recursos para el Ecuador.

La invasión rusa a Ucrania ha escalado con ataques desgarradores a blancos civiles que resultan ser los más desprotegidos, con reuniones que, hasta ahora, se dan sin resultados efectivos que lleven a parar el conflicto, mientras día a día vemos noticias impactantes y los estragos que va dejando la brutal arremetida rusa. Miles de víctimas huyen hacia fronteras seguras, dejando atrás sus vidas envueltas en una sombra de injusticia que siembra tinieblas en el futuro inmediato de estas personas.

Esta guerra desigual y descontrolada tiene grandes efectos colaterales, donde no está únicamente afectada la zona cero, sino el mundo entero, que ya siente las consecuencias del enfrentamiento. Las sanciones económicas impuestas por la OTAN a Rusia y viceversa, nos impactan a todos. El mundo es como un tablero de ajedrez, estrechamente interconectado, en el que las medidas que restringen tráficos marítimos, operaciones financieras y transacciones comerciales a los países involucrados en el conflicto, golpean en diferente medida a todos los países del mundo. La especulación alrededor de diversos productos ha causado un severo impacto en su costo, complicando la economía de varios países y sus empresas, entre esos el nuestro, afectado por la restricción en las exportaciones de banano a Rusia, el incremento de los combustibles, la importación de cereales como el trigo, que disparará precios de productos como la harina, uno de los ingredientes del pan, así como el sustancial aumento en el precio de los fertilizantes, que afecta significativamente la producción agrícola y sus costos.

No hay forma de que un conflicto que involucra a grandes potencias no deje al planeta mal herido, por lo que resulta urgente que el Gobierno del encuentro elimine las trabas burocráticas e impositivas, para mejorar la situación financiera de las empresas afectadas por este macroevento.

No es cosa de ricos, en gran parte de los casos, son negocios productivos, grandes, medianos y pequeños, que contribuyen a generar trabajo y recursos para el Ecuador.