Gobierno desmadejado

  Columnas

Gobierno desmadejado

En la Asamblea, el Ejecutivo no solo ha perdido la coordinación eficaz, sino las alianzas de mayoría para quedarse huérfano de decisión dentro de esta.

El Gobierno está aislado y reñido con el control de todo lo que pasa en el país. Instancias en las que el Ejecutivo debería manejarse con autoridad y suficiencia, las tiene sin rumbo, ya sea por ignorancia, corrupción o incapacidad, y para muestra un botón: los ‘habeas corpus’ concedidos sin la oposición contundente de los representantes del Ejecutivo, con nulas consecuencias para los servidores involucrados, como que todo estuviera “amarrado” con el Gobierno del tropiezo.

En la Asamblea, el Ejecutivo no solo ha perdido la coordinación eficaz, sino las alianzas de mayoría para quedarse huérfano de decisión dentro de esta. Ahora, para que creamos que algo hacen, le bajan el dedo a su acólita, que la preside con respiración asistida tras una reunión sin acuerdos, enviándonos nuevamente un mensaje de extrema debilidad política que resulta preocupante.

No tienen el control de nada, en el sistema carcelario mandan las mafias; la delincuencia, común y organizada, se ha tomado al país y la Policía no logra combatirlas. El sistema judicial está siendo abusado, sin que nadie ponga límite a esta embestida. Las rejas de las cárceles se abren de par en par para asesinos y detenidos por casos emblemáticos de corrupción; y de lo robado en la década perdida, ni soñar en recuperarlo, pues los delincuentes pusieron sus bienes mal habidos a nombre de testaferros, sin que las autoridades investiguen de dónde sacaron los dineros lícitos para adquirirlos.

Todo se derrumba en el país, el sistema vial se destruye por el duro invierno que estamos soportando, sin que el Gobierno tome acciones preventivas y correctivas ante los grandes colapsos; la economía, producción agrícola, exportaciones, precio de los combustibles e insumos, han sufrido los impactos de la crisis mundial, exacerbados por la invasión rusa a Ucrania, sin que el Gobierno haya sido capaz de tomar acciones que aligeren los estragos sufridos.

Este gobierno desmadejado colapsa, por su falta de liderazgo, ineficacia, incompetencia, alarmante fragilidad e incapacidad para soportar y atender los frentes abiertos.