Columnas

Biden 2021, ¿y?

¿Nos debería preocupar que ganó Joe Biden Jr.? Creo que no. Los norteamericanos, sea quien sea su presidente, saldrán a seguir trabajando, porque si no lo hacen no comen. Así debería ser nuestro país, pero no lo es, y quien quede presidente en el siguiente año determinará el rumbo a seguir. ¿Que soy pesimista? En lo absoluto, creo que tenemos la suficiente madurez para percibir que seguir votando por líneas ideológicas fracasadas en todo el mundo no nos lleva a nada y es un desperdicio de la única arma autorizada para liquidar a los que han liquidado al país. Con sobrados ejemplos se ha determinado que es un gran fiasco el socialismo del siglo XXI, peor el ya tradicional socialismo a secas, que una vez más nos lo quieren vender como solución parche para el fracaso y despilfarro que ellos mismos generaron al mando del “de mente lúcida”. El modelo de desarrollo de ciudades como Guayaquil debe ser copiado. No por gusto pasamos de ser ejemplo a nivel nacional, a serlo primero regional y posteriormente mundial en mejoramiento de calidad de vida y administración pública eficiente. Y en esta administración municipal se pasó de ser el patito feo de América por el tema de COVID-19, a ser constructores y diseñadores de protocolos que han sido puestos en práctica en otras ciudades del país y del mundo.

Me hubiera gustado que gane Trump, porque dejó una economía estable y el índice de desempleo en uno de los más bajos de los últimos tiempos, a más de que tradicionalmente los norteamericanos aplauden con una reelección a un presidente que cumple. Pero parece que los berrinches de niño rico, muy similares a los de uno de nuestros eternos candidatos, ya aburren y el electorado piensa mucho más a la hora de consignar su voto.

En las próximas elecciones tenemos el deber de votar con mucha responsabilidad. Económicamente recién veremos los efectos de la COVID a partir de 2021; ahora solo observamos la punta del iceberg y si nos volvemos a equivocar en la futura elección, la montaña que está bajo el agua nos atrapará. No es tan complicado elegir, las muestras están a la vista. ¿Qué ciudad sigue fuerte y pujante por siempre? ¿Y esos eficientes administradores, a qué postura están apoyando?

Lic. Francesco Aycart C.