El poder del vulgo

  Cartas de lectores

El poder del vulgo

Usted me enseñó que lo correcto es de prisa y yo no subestimaré su enseñanza

Cuando cursaba Jurisprudencia en la UCSG tuve la gran suerte de conocer a la Lic. Cecilia Ansaldo. Ella nos explicaba el poder del vulgo, que emite tantos términos que la Real Academia de la Lengua Española (RAE) finalmente acepta. Ella exponía que lo correcto es decir de prisa, no apuro. A los 20 y más años me volví a encontrar a tan valiosa lingüista, escritora y maestra, quien me indicó que la RAE terminó aceptando la palabra apuro porque el vulgo lo decidió así. Le di un abrazo afectuoso y le exterioricé mi gratitud por enseñarnos lo correcto. Aunque por el vulgo se disponga la aprobación de apuro, le dije: usted me enseñó que lo correcto es de prisa y yo no subestimaré su enseñanza.

Eduardo Jiménez