Cartas de lectores

La valía de la mujer guayaquileña

Esperamos que en este año 2020 reinen la paz y la justicia en nuestro querido Ecuador. Que las mujeres honorables, de gran talla intelectual y marcado patriotismo como el de Jenny Estrada Ruiz, sigan entregando su vida en favor de la cultura. Espero que su renuncia no sea aceptada, porque la que pierde... es la patria.

Ella hizo renacer y reconocer la música nacional que estaba adormecida en el intelecto y corazón de la juventud. La Escuela del Pasillo, semillero de talentos, ha dado frutos en las letras y en la música que recrean el pentagrama musical. El museo Julio Jaramillo Laurido se engrandeció día a día con su impronta, que fue de entrega total: por fin el pasillo recobró su identidad y los Domingos Culturales llenaban el alma, con la actuación de los artistas y cantantes que nos deleitaban con sus talentos y creaciones. Su obra no puede quedar inconclusa.

La patria necesita personas como ella y los guayaquileños nos sentimos orgullosos de su valor, tanto como historiadora, cuanto como propulsora del arte en general. Es digna de estar en un ministerio, porque sus dotes así lo ameritan.

Reconozcamos la valía de la mujer guayaquileña.

Myrna Leonor Jurado