Utilicen efectivamente las cámaras de monitoreo urbano

  Cartas de lectores

Utilicen efectivamente las cámaras
de monitoreo urbano

El actual presidente tuvo como frase de batalla “La ley es la ley”; que se ponga en práctica. Guayaquil y el país ya no dan más

El vandalismo y robo en el espacio público urbano: monumentos, señales de tránsito, barandas, tachos de basura, piezas de paraderos, cables eléctricos, etc., son cotidianos. Los medios de comunicación y redes sociales informan sobre ello con detalles, y hasta con imágenes. Pese a las evidencias, las autoridades -municipales y policiales- parecen no darse por enteradas, y pese al perjuicio enorme que esos robos ocasionan, por su valor económico y por la decepción ciudadana al ver que los delitos flagrantes se solapan, pudiendo evitarse o sancionarse. Si hay miles de cámaras de video del servicio 911 y de la Municipalidad monitoreando permanentemente la ciudad, ¿es difícil hacerlo 24 horas al día para detectar cuando están ocurriendo? (La Alcaldía ya ofrece videos de atracos, seguimiento y captura de la vigilancia con cámaras). La Policía, nacional o municipal, podría actuar, capturando en plena faena a los pillos. Y son por demás conocidos los locales donde compran material robado y del mal llamado reciclaje. ¿Por qué no se hace un recorrido por ellos, incautando lo robado y adquirido ilegalmente, y deteniendo y enjuiciando a los propietarios por el delito de comprar objetos de dudosa procedencia y no denunciar a los delincuentes que los proveen? Parecida tarea debe hacerse con asaltos a locales y transportes, colaborando con la Policía en la denuncia, persecución y captura de los malvivientes. Es cuestión de tener la decisión de combatir a la delincuencia con todo el rigor de la ley y la autoridad. El actual presidente tuvo como frase de batalla “La ley es la ley”; que se ponga en práctica. Guayaquil y el país ya no dan más.

Teófilo Villón Barros