Señor presidente, derogue todas las leyes que favorecen a la delincuencia

  Cartas de lectores

Señor presidente, derogue todas las leyes que favorecen a la delincuencia

Cuídese de la mayoría que tiene el congreso actual, no se deje amedrentar de ellos. De usted depende el futuro de nuestro país

Señores asambleístas, deroguen todas las leyes que favorecen los actos delincuenciales. Anulen la ley de consumo de drogas: eso sirve para aumentar el consumo y tráfico. Eliminen las prisiones domiciliarias: son alcahuetería que abarca a policías, distrayendo a más de 500 policías que conviven con los arrestados en sus domicilios. Hay mucha droga incautada diariamente: no debe de ser embodegada sino incinerada públicamente. Las incautaciones se deberían rematar, vender y este dinero recaudado enviarlo a las fundaciones que existen. Al que comete un delito flagrante, llevarlo directamente a los calabozos comunes, nada de privilegio. El que delinque pierde todos los derechos ciudadanos No crear calabozos de lujo, 5 estrellas, ubicar más cárceles de máxima seguridad. Nada de rebajas a las penas impuestas. Todas las cárceles deben ser administradas por miembros del Ejército; los directores deben ser oficiales activos o pasivos y los guías y miembros de la tropa del ejército entrenados para el mismo efecto, nada de civiles que se corrompen. Los internos en las cárceles deben alimentarse con la comida que proporciona el Estado no platos a la carta nada. Nada de dar libertad a presos sentenciados; esto es una burla que incrementa la delincuencia. Señor presidente Lasso, consiga la derogación a todas las leyes que dejó el famoso rapiña. Cuídese de la mayoría que tiene el congreso actual, no se deje amedrentar de ellos. De usted depende el futuro de nuestro país.

Antonio Abad Cornejo