Cartas de lectores

Sacar los cueros al sol

Como estamos viendo en el paisito, cuando aún faltan 6 meses para las elecciones, los pícaros de siempre ejecutan malabares para resultar ganadores, haciendo de prestidigitadores. Una de las armas más usadas es la mentira, como aquella difundida hasta el cansancio de que Correa no es ladrón porque no hay pruebas y otras barbaridades con que llenan las redes sus testaferros; son repetidas por gente increíble, se entiende que debidamente gratificada. Al calor de estos ilusionismos se han formado grupos que engañan a la gente diciendo que Correa ya viene a ‘recuperar la patria’ y que Glas, el inocente, saldrá libre a seguir fungiendo de vicepresidente. Nos falta poco para febrero y los compinches de antes han roto fuegos y ridículamente se dicen las delictivas verdades en público: ‘se sacan los cueros al sol’. Posiblemente porque están presos y no hubo un buen reparto; porque los líderes revolucionarios deberán ordenar desde el calabozo el reparto del bono del CNE; porque Viviana Bonilla no ha firmado la entrada en la comisaría; porque Christian Viteri grita desde su escondite que Pamela Martínez y Laura Terán le mandaban a Viviana los billusos para la campaña; porque la ministro de Gobierno dizque ha repartido mal los hospitales; porque Bucaram se lanza de un balcón en protesta porque no lo mandan a EE. UU. Esto de sacarse los cueros al sol resulta beneficioso porque conocemos los secretos de los pillos por boca propia y aquello condena la paranoia correísta de creerse perseguidos. Los honrados somos mayoría, por eso gente honrada fue rechazada, pero seguirá reclamando el por qué al movimiento “Amigo” de un penado convertido en acusador para mitigar la pena se le aprueba de la noche a la mañana. Nadie confía en el CNE; la figura de Pozo condecorado al mérito por un prófugo malandrín pronostica fraude y habrá que pensar en el voto opcional. Muchos partidos y movimientos van a tener que aliarse para sobrevivir, o dada la calidad de muchos de sus afiliados, para delinquir.