Cartas de lectores

Reto minero

Con simplismo típicamente minero comienza su artículo del 20 de marzo la abogada ambientalista Inés Manzano, en boca de un representante del Observatorio de Conflictos Mineros de América Latina: la minería prácticamente es la solución a la pobreza, dando ejemplo al gobierno del Socialismo Siglo XXI con sus bonos. Y aduce que los ambientalistas son de ‘izquierda’; aunque esta corriente siempre se ha manifestado por su adhesión a la sociedad civil. El “engaño” ha de haber sido para una falsa izquierda que monta ‘ambientalismos’ de membrete. Manzano se basa en las tantas leyes que no son aplicadas por razones hartamente conocidas o sospechadas. Así, es un despropósito plantear la pregunta que cuestiona consultas ‘habiendo’ respuestas en las leyes. Las consultas están por encima de las leyes y tratan de reforzar contestaciones de normas que no se toman en cuenta, pues la legislación es manejada políticamente. Si los mineros compran votos para llegar a la cima, ellos producirán la contestación a la normativa legal. Un caso donde las ‘contestaciones’ legales ambientalmente no han valido de nada, hasta hoy: ¿cuándo se repararán y restaurarán los daños realizados por mineras del área de Zaruma y Portovelo desde más de 50 años atrás al convertir el río Puyango en una cloaca minera, dejando a miles de campesinos y habitantes del sur de El Oro sin el líquido vital para consumo y agricultura, y generando un conflicto internacional con Perú, donde desemboca?

Federico P. Koelle D.